Cómo ahorrar en calefacción y aire acondicionado

Cómo ahorrar en calefacción y aire acondicionado

Sin duda, el control del consumo de la energía eléctrica en los hogares es para las clases medias y bajas un dolor de cabeza. Regularmente, el servicio de electricidad es uno de los más costosos, debido a toda la infraestructura que implica producir y distribuir electricidad de manera constante a la población urbana y rural.

En este artículo, se le indicarán una serie de recomendaciones para disminuir los costos de la calefacción y el sistema de enfriamiento.

Sin sorpresas a la hora de pagar sus facturas de electricidad

En una primera instancia, se debe considerar el empleo de sistemas de calefacción por gas. Siempre será menos costoso que el uso de sistemas de calefacción por resistencia eléctrica.

En invierno, deberá colocar el termostato a la menor temperatura posible que le resulte agradable. Deberá tener en cuenta que por cada grado que baje el termostato en invierno, ahorrará un 5% en sus costos por mes de calefacción. La calefacción podrá situarla en 68º Fahrenheit (20º Celsius) y el ventilador del termostato en automático. 

Para consumir menos vatios de energía, al momento de acostarse o salir de su casa, ubique el termostato a 65º Fahrenheit (18º Celsius, aproximadamente) o menos. Además, es recomendable que no use los calentadores portátiles para aclimatar habitaciones; este tipo de calentador solo se usa para personas y por un tiempo determinado. En caso de salir de la habitación por un tiempo prolongado, deberá apagar y desconectar el calentador portátil.

Mantenimiento y uso adecuado de los equipos de aire acondicionado

Para optimizar el rendimiento de su equipo de aire acondicionado deberá cambiar y limpiar sus filtros frecuentemente. Se recomienda hacerlo una vez por mes.

Deberá estar pendiente de que sus habitaciones, al momento de instalar el sistema de calefacción y enfriamiento, queden herméticas. Eso evitará fugas y pérdida de efectividad de la aclimatación de su hogar. El sellamiento de las ventanas y puertas se hace regularmente con selladores de silicona, masilla plástica, tiras de espuma con adhesivo, vinilo en V, etc.

La optimización del equipo de aire acondicionado se logra de manera muy sencilla. Ponga en práctica la siguiente recomendación.

El uso correcto del termostato es fundamental: enfríe su hogar a 78º Fahrenheit (25,5º Celsius) y sitúe el ventilador del termostato en “auto”. Para reducir aún más el consumo, deberá subir la temperatura del termostato a 82º (27º Celsius) o más, al momento de marcharse de su casa. En periodos vacacionales, cuando su casa está sola, coloque la temperatura a 85º (29º Celsius), y el ventilador del termostato en “auto”. Esta combinación se recomienda en climas con mucha humedad, ya que reduce las probabilidades de formación de moho.

La ventilación interna, un recurso importante

Puede resultar más conveniente combinar los ventiladores de uso eficiente de la energía con sistemas de aire acondicionado. Esto le permitiría subir la temperatura del termostato sin perder una temperatura agradable. Los ventiladores se compran de acuerdo al tamaño de la habitación; por ejemplo, para una habitación de 15 x 20 pies, el ventilador de techo deberá ser de 52 pulgadas. No deje encendido el ventilador si no está en la habitación.

Mantenimiento de las áreas externas contiguas y el impacto del calor del sol

Su equipo de aire acondicionado exterior necesita de un área despejada de árboles, arbustos, malezas y todo tipo de escombro, para que pueda tener un flujo adecuado de aire. Y en su interior, las puertas y rejillas, que conducen el aire de manera uniforme, deben permanecer abiertas.

Los rayos ultravioletas son fuente de calor. Regularmente los arquitectos diseñan sus edificios tomando en cuenta la dirección de los rayos del sol. Se busca orientar las ventanas hacia el sur o el norte, para así evitar que los rayos entren de forma directa a los edificios. En cualquier caso, deberá evitar el calor de los rayos del sol en verano, sobre todo cuando acusen mayor fuerza: cierre las persianas, cortinas y mamparas.

Para evitar que su casa o apartamento reciba más calor de lo deseable, sitúe jardineras, plantas, toldos, coberturas para las ventanas, que bloqueen los rayos del sol. También, es recomendable el uso de filtros solares en las vidrieras de las ventanas.

La tecnología digital a su servicio

La tecnología tiende a quedar obsoleta en pocos años. Considere, si no lo ha pensado, adquirir un nuevo sistema de calefacción o enfriamiento. La tecnología digital es aún más eficiente que la analógica. Hoy día, la inteligencia artificial integrada a los sistemas de aclimatación le facilita el ahorro de energía de manera automática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *