Los 7 principios del cuidado natural de la salud

Los 7 principios del cuidado natural de la salud

  1. Primero, No hacer daño
    A menudo veo a clientes que han probado la ruta convencional de atención médica, y no ha funcionado para ellos. Deciden buscar atención médica natural porque no tienen otras opciones. A menudo, cuando miro el historial del cliente, descubro que ciertos tratamientos causan más daño que bien.

Natural Health Care ofrece terapias que presentan un riesgo muy bajo (si lo hay) de efectos secundarios no deseados.

  1. La naturaleza tiene poderes curativos
    ¿Se ha cortado alguna vez y ha tenido que conseguir un medicamento o tratamiento de cualquier tipo para que sane? Tu respuesta es probablemente “no”.

Nuestro cuerpo tiene una tremenda capacidad para sanar siempre y cuando se elimine la causa. No tenemos que pensar en la curación, simplemente sucede. Esa es la belleza de la naturaleza.

  1. Identificar y tratar la causa
    Hoy en día, la gente confía con demasiada frecuencia en una solución de “curita”. Si uno tiene dolor de cabeza, busca el Tylenol™ más cercano, cuando en realidad la causa del dolor de cabeza no es una deficiencia de Tylenol™ La causa puede ser atribuida a cualquier cantidad de cosas, por ejemplo, deshidratación, tensión, alergias, toxicidad o azúcar baja en sangre.

Para poder realizar una verdadera sanación, la causa debe ser tratada. De lo contrario, sólo estamos tratando de sostener un muro que finalmente se desmoronará.

  1. Tratar a la persona en su totalidad
    Había una canción que cantaba cuando era niño acerca de que el hueso del pie estaba conectado al hueso de la pierna que estaba conectado al hueso de la cadera, y así sucesivamente. Todo está conectado en el cuerpo y por lo tanto necesitamos tratarlo como un organismo completo.

Con demasiada frecuencia dividimos el cuerpo como si tuviera partes separadas que funcionan independientemente del todo. Si tenemos un resfriado, vamos a un otorrinolaringólogo. Problemas con el corazón, buscamos un cardiólogo. Problemas con el riñón, nos remiten a un nefrólogo. Cerebro, neurólogo. Autoinmune, reumatólogo. Cáncer, oncólogo.

La medicina natural entiende que todos los sistemas están conectados y necesitan ser considerados en un plan de tratamiento.

  1. El practicante es un maestro
    La mayor parte de lo que hago en mi oficina es enseñar. Paso mucho tiempo con un cliente explicando tres aspectos muy importantes de su salud:

Cómo construyeron su estado de salud actual.
Qué es realmente la salud y cuál es su posición en el continuo de la salud.
Cómo volverán a la salud.
Si un cliente entiende el por qué, el cómo se cuidará a sí mismo.

Recuerdo a un cliente en particular que había sido diagnosticado con enfermedad celíaca y que había visto a catorce médicos durante unos diez años. Nadie le había explicado nunca exactamente lo que era la celíaca. Cuando terminé de presentarle su programa, ella estaba eufórica porque ahora entendía su condición.

  1. La prevención es la mejor cura
    Desafortunadamente, la mayoría de los clientes no han practicado la prevención y, por lo tanto, terminan en mi oficina. Una vez que nos ocupamos de la cuestión inmediata, se pone en marcha un programa de mantenimiento para evitar que la enfermedad se repita.

El dicho es cliché y ha sido usado hasta la muerte, pero la verdad es que “una onza de prevención vale una libra de cura”.

Ojalá la gente viniera a verme antes de enfermarse. Haría que nuestro trabajo fuera mucho más fácil para los dos.

  1. Establezca la salud y el bienestar
    Es mi creencia que se nos ha dado un cuerpo para usar mientras estamos aquí en la tierra, y que es nuestra responsabilidad mantenerlo en la mejor forma posible para llevar a cabo el propósito de nuestra vida.

La salud y el bienestar no es un pasatiempo, una moda o una tendencia. Es una responsabilidad hacia ti mismo.

Con gran salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *