Los amish, una comunidad respetuosa con el medio ambiente

Los amish, una comunidad respetuosa con el medio ambiente

Bajo el término amish se sitúan una serie de agrupaciones religiosas cristianas de doctrina anabaptista. Una comunidad que fomenta un estilo de vida muy particular y en donde son protagonistas la sencillez y el rechazo a la tecnología moderna. Tanto es así que muy pocas comunidades amish disponen de luz eléctrica, valiéndose en cambio del uso de energías renovables.

Este rechazo de la tecnología moderna es claramente visible en el estilo de vida sencillo que llevan. Por un lado, no disponen de ningún tipo de vehículo, ya que se mueven generalmente por medio de coches de caballos. Además, en casa no tienen ni televisión, ni teléfonos ni ningún dispositivo tecnológico.

Los amish siempre han tenido un especial cuidado por el medio ambiente. Sin ir más lejos, su principal medio de subsistencia es el campo, ya que suelen trabajar como agricultores o granjeros. Un modo de vida que, en realidad, los sitúa unos siglos atrás en el tiempo, ya que incluso visten con atuendos sencillos y de otras épocas.

Visitar la Comunidad Amish de Lancaster (Estados Unidos)

La Comunidad Amish de Lancaster es una de las más conocidas en todo el mundo. Situada cerca de Nueva York (las comunidades amish se hallan en Estados Unidos y Canadá), es una comunidad que se puede visitar desde el punto de vista turístico para conocer las costumbres y tradiciones propias de este grupo.

Allí no solo se podrá apreciar el gusto que esta comunidad tiene por el medio ambiente, sino que también se podrá visitar su Granja Museo Amish y ver cómo los amish hacen sus labores cotidianas. No es de extrañar que durante el recorrido pueda verse a algún miembro de la comunidad en su carruaje de caballos.

Al visitar esta comunidad, el viajero quedará realmente sorprendido. Los amish no están interpretando ningún papel, sino que realmente viven así. Es por eso que muy probablemente estén realizando sus actividades cotidianas cuando los turistas se acerquen a las comunidades.

Lancaster es además un lugar en donde se respira la cultura amish. A lo largo de todo el condado hay reminiscencias a esta comunidad. Precisamente, en muchos de los restaurantes de esta zona se sirve comida amish, en donde priman los alimentos frescos y naturales cultivados sin utilizar nada químico ni artificial.

Los amish y la tecnología

La visita a la Comunidad Amish de Lancaster suele estar integrada en los paquetes de viajes que se ofertan a la ciudad de Philadelphia y Nueva York. Así es precisamente como se puede encontrar en InterviajesNY, una agencia que ofrece las visitas y tours más económicos y las mejores excursiones desde Nueva York. Una oportunidad única para descubrir otros lugares como Boston, Washington o la Filadelfia de los Amish.

Precisamente, la Comunidad Amish de Lancaster se halla a poco más de dos horas de Nueva York.

Si hay algo que caracteriza a las comunidades amish es su rechazo a la tecnología. Hasta hace unos años, este rechazo era total, pero desde hace poco han ido introduciendo algunos elementos, aunque más bien por motivos de seguridad y funcionalidad. Un ejemplo es la electricidad, aceptada en la actualidad, pero con ciertas limitaciones de uso.

Sin ir más lejos, para un amish el uso de las nuevas tecnologías lo único que hace es apartar a la comunidad de sus obligaciones cristianas. Por eso no disponen en casa de ningún aparato de este tipo, ni cuentan con maquinaria avanzada para trabajar en el campo o en las granjas.

Su método de transporte es el carruaje de caballos, con el que se mueven por toda la comunidad y que utilizan para desplazarse a algún otro punto.
Se puede decir, por tanto, que la Comunidad Amish tiene un respeto total por el medio ambiente. Un grupo cuyo ritmo de vida, tradiciones y costumbres parecen ancladas en el siglo XVIII, pero que siguen despertando un enorme interés entre viajeros y curiosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *