Categoría: Salud

El consumo de té lleva a cambios epigenéticos en las mujeres

El consumo de té lleva a cambios epigenéticos en las mujeres

Los cambios epigenéticos son modificaciones químicas que apagan o encienden nuestros genes. En un nuevo estudio de la Universidad de Uppsala, los investigadores muestran que el consumo de té en las mujeres conduce a cambios epigenéticos en los genes que se sabe que interactúan con el cáncer y el metabolismo del estrógeno. Los resultados se publican en la revista Human Molecular Genetics.

Es bien sabido que nuestro entorno y los factores de nuestro estilo de vida, como la elección de los alimentos, el tabaquismo y la exposición a sustancias químicas, pueden provocar cambios epigenéticos. En el presente estudio, investigadores de la Universidad de Uppsala, en colaboración con grupos de investigación de toda Europa, investigaron si el consumo de café y té puede conducir a cambios epigenéticos. Estudios previos han sugerido que tanto el café como el té juegan un papel importante en la modulación del riesgo de enfermedad en humanos al suprimir la progresión tumoral, disminuir la inflamación e influir en el metabolismo del estrógeno, mecanismos que pueden estar mediados por cambios epigenéticos.

Los resultados muestran que hay cambios epigenéticos en las mujeres que consumen té, pero no en los hombres. De manera interesante, muchos de estos cambios epigenéticos se encontraron en genes involucrados en el metabolismo del cáncer y del estrógeno. «Estudios anteriores han demostrado que el consumo de té reduce los niveles de estrógeno, lo que pone de relieve una diferencia potencial entre la respuesta biológica al té en hombres y mujeres. Las mujeres también beben cantidades más altas de té en comparación con los hombres, lo que aumenta nuestro poder para encontrar asociación en las mujeres», dice Weronica Ek, investigadora del Departamento de Inmunología, Genética y Patología, que dirigió el estudio. El estudio no encontró ningún cambio epigenético en los individuos que bebían café.

Los resultados de este estudio destacan el papel de los componentes farmacológicamente activos en el té que están involucrados en el metabolismo del cáncer y del estrógeno, lo que puede reflejar que los efectos sobre la salud relacionados con el consumo de té podrían deberse a cambios epigenéticos. Sin embargo, este estudio no muestra si es saludable o no tomar té y se necesita más investigación para entender cómo los cambios epigenéticos encontrados en este estudio afectan nuestra salud. Anteriormente se ha demostrado que las catequinas del té conducen a cambios epigenéticos in vitro y en células cancerosas cultivadas, argumentando que algunos de los efectos del té sobre la salud pueden estar mediados por la epigenética.

La resistencia a los antibióticos no es sólo un problema «humano»: un estudio demuestra que se puede transmitir a las mascotas

La resistencia a los antibióticos no es sólo un problema «humano»: un estudio demuestra que se puede transmitir a las mascotas

La evolución genética de las bacterias se está produciendo a un ritmo acelerado, y las aberraciones del ADN bacteriano se están transfiriendo de una especie a otra. Estas desviaciones genéticas, impulsadas por los antibióticos, se están transfiriendo ahora de los humanos a los animales. Por primera vez, los investigadores han aislado muestras de bacterias resistentes a los antibióticos de mascotas domésticas. Recientemente, un hospital de animales del Reino Unido obtuvo muestras de bacterias altamente evolucionadas de gatos y perros. La bacteria tiene un nuevo gen que le permite resistir el linezolid, un antibiótico que se usa para tratar estreptococos y estafilococos resistentes a la meticilina (SARM) en humanos. Este antibiótico ni siquiera se usa en animales en el Reino Unido, pero el gen resistente está apareciendo ahora en las mascotas del Reino Unido. Este es el primer signo de que el gen (optrA) puede propagarse entre el microbioma de los humanos y los animales y viceversa.

«Creemos que este es el primer informe de enterococos optrA-positivos aislados de animales de compañía en el Reino Unido», dice la investigadora principal, la Dra. Katie Hopkins de Public Health England. «Esto es preocupante, ya que la transmisión de este organismo a los propietarios tiene el potencial de propagarse a otras bacterias, incluyendo el Staphylococcus aureus. Esto puede conducir a infecciones difíciles de tratar». El Dr. Hopkins dice que todos los cirujanos veterinarios deben ser conscientes de esto y asegurarse de que se lleve a cabo una desinfección adecuada. El Dr. Hopkins también cree que los humanos deben lavarse las manos después de tocar a sus mascotas.

Los genes resistentes pueden intercambiarse entre especies de bacterias utilizando plásmidos de ADN
Es probable que las bacterias que resisten el linezolid hayan adquirido sus nuevos rasgos de supervivencia en las mascotas a partir de una resistencia similar al gen optrA asociado con el florfenicol, un antibiótico que se utiliza en animales. En su mayor parte, estos genes resistentes están contenidos dentro de los cromosomas, lo que hace casi imposible que se propaguen de una especie de bacteria a la siguiente. Sin embargo, descubrimientos recientes han encontrado que estos genes resistentes se están replicando en plásmidos, que son piezas móviles de ADN que pueden viajar entre poblaciones de bacterias. La mutación conocida como optraA ha sido identificada en los plásmidos. Los profesionales médicos están preocupados por mutaciones tan extendidas como ésta porque podría significar que hay un apocalipsis en el horizonte, eliminando cualquier eficacia restante para los protocolos actuales de tratamiento con antibióticos.

La Dra. Hopkins advierte que, aunque la resistencia a los linezolidos es rara, «la transmisión de este organismo a los propietarios tiene el potencial de propagarse a otras bacterias por medio de los plásmidos, especialmente en entornos sanitarios».

Las mutaciones fueron descubiertas durante las pruebas de rutina de una herida de gato en un hospital de animales del Reino Unido. La muestra de Enterococcus faecalis fue enviada a la Unidad de Referencia de Resistencia a los Antimicrobianos e Infecciones Asociadas a la Atención Sanitaria de Public Health England, junto con tres muestras de bacterias similares obtenidas de otros dos gatos y un perro de diferentes hogares. Las bacterias eran resistentes a linezolid y gentamicina, un antibiótico utilizado para tratar infecciones oculares e infecciones del corazón y del sistema nervioso central. Los investigadores fueron capaces de detener su infectividad usando los antibióticos teicoplanina, vancomicina y daptomicina, pero uno debe preguntarse ¿cuánto tiempo le tomará a la bacteria evolucionar para resistir todos estos antibióticos? (Relacionado: Un superbicho emergente mata a una mujer: Infección resistente a 26 antibióticos.)

El Dr. Hopkins dijo que los hallazgos prueban que «las bacterias resistentes a los antibióticos pueden ser compartidas por animales y humanos» aunque la «dirección de la transferencia es a menudo difícil de probar». Los investigadores no saben cuán comunes son estos enterococos resistentes en las mascotas y, por lo tanto, piden un enfoque conjunto para la «aparición y diseminación de mecanismos de resistencia de importancia para la salud pública».

¿Puede una dieta keto mejorar los síntomas del cáncer? Esto es lo que necesita saber

¿Puede una dieta keto mejorar los síntomas del cáncer? Esto es lo que necesita saber

Recientemente, más personas se están adhiriendo a la dieta cetogénica – una dieta alta en grasas, moderada en proteínas y baja en carbohidratos. Restringe la ingesta de carbohidratos provenientes del pan, las galletas saladas, ciertas frutas, la pasta, el arroz, los tubérculos y el azúcar. Aunque se conoce más comúnmente por su capacidad para ayudar en la pérdida de peso, también se encontró que la dieta keto lucha contra algunos tipos de cáncer.

Un estudio publicado en la revista Cancer & Metabolism informó que el 80 por ciento de las células cancerosas humanas tienen una mayor ingesta de glucosa y producen muy poca energía sin la presencia de oxígeno. Este mecanismo es completamente inusual comparado con el metabolismo energético normal – donde una pequeña cantidad de glucosa produce una gran cantidad de energía en presencia de oxígeno. Estos resultados sugieren que el metabolismo de la mayoría de las células cancerosas está alterado.

Sin embargo, al adherirse a la dieta keto, el metabolismo del tumor puede cambiar potencialmente. Esto se puede hacer reduciendo la ingesta de azúcar y otros nutrientes, como la insulina y el factor de crecimiento similar a la insulina (IGF-1) de los que se alimenta el tumor. Como resultado, el flujo sanguíneo al tumor se reduce, haciéndolo mucho menos favorable para que las células cancerosas crezcan.

La dieta Keto puede ayudar a las mujeres a perder peso y combatir el cáncer
Este efecto de lucha contra el cáncer de la dieta keto fue confirmado en un estudio publicado en el Journal of Nutrition. En este estudio, investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham querían determinar si la dieta keto puede ayudar a las mujeres con cáncer a perder más grasa corporal y reducir sus niveles de insulina.

Para hacerlo, asignaron al azar a las mujeres con cáncer de ovario y cáncer de endometrio a una dieta keto o a la dieta de la Sociedad Americana del Cáncer durante 12 semanas. Midieron la composición corporal de los participantes, la insulina sérica en ayunas, el IGF-1 y el beta-hidroxibutirato antes y después del tratamiento. También midieron sus cetonas urinarias durante el período de estudio.

Los resultados mostraron que las pacientes con cáncer de ovario y endometrial que siguieron la dieta keto experimentaron mejoras significativas en su condición. La dieta keto ayudó a reducir la masa grasa, la insulina y el IGF-1 de las pacientes obesas con cáncer de endometrio y ovario. Esto condujo a la reducción de la carga tumoral.

Otro estudio, que fue publicado en la revista Neuro-Oncology, encontró que la dieta keto sensibiliza a las células cancerosas para que mueran y salva las células sanas durante la quimioterapia y la radiación. La mayoría de los estudios que han apoyado los efectos de la dieta keto en la lucha contra el cáncer son principalmente para los tumores cerebrales. (Relacionado: La dieta keto: Consejos para asegurarse de que el plan de alimentación está funcionando para usted.)

Seguir la dieta keto para el tratamiento del cáncer
Aunque la evidencia existente sobre los efectos beneficiosos de la dieta keto en el cáncer es prometedora, hay varias cosas que debe considerar si se le diagnostica cáncer y está actualmente en tratamiento. Por ejemplo, las personas con cáncer de pulmón no microcítico; cáncer esofágico, pancreático o gástrico; o que se están sometiendo a un trasplante de células madre queman calorías mucho más rápido que las que tienen otros tipos de cáncer y tienen un metabolismo que tiende a ser más alterado. Además, el cáncer de páncreas y los cánceres del conducto biliar y de la vesícula biliar típicamente causan malabsorción de grasa. Por estas razones, la dieta keto puede no funcionar para estas personas.

Seguir la dieta keto también puede causar efectos secundarios de impacto nutricional que pueden ser difíciles de manejar, como náuseas y diarrea. Como se mencionó anteriormente, la dieta keto puede reducir los niveles de glucosa, lo cual puede ser peligroso para las personas propensas a la hipoglucemia y para quienes toman medicamentos para reducir el azúcar en la sangre. En general, si se le diagnostica cáncer, es mejor consultar a un nutricionista que pueda determinar si la dieta keto es adecuada para su condición.

¿Qué es el síndrome oncometabólico y cómo se controla?

¿Qué es el síndrome oncometabólico y cómo se controla?

El cuerpo humano depende de una buena nutrición para mantener un crecimiento saludable. Al igual que la tierra cuando se planta con semillas, un amplio suministro de nutrientes y otros elementos esenciales asegura que no produce más que cosas buenas. Por otro lado, las deficiencias y la mala nutrición conducen a la falta de crecimiento. En el caso del cuerpo humano, puede conducir al desarrollo de enfermedades graves como el cáncer. La buena noticia es que su cuerpo sabe cómo dar señales cuando usted está en riesgo de cáncer. Y estas señales de advertencia, conocidas colectivamente como síndrome oncometabólico, son en su mayoría prevenibles.

¿Qué es el síndrome oncometabólico?
Según el Dr. Jean Wallace, oncólogo nutricional, el síndrome oncológico (OMS) es un «conjunto de factores nutricionales y metabólicos que pueden influir en el crecimiento y la progresión del cáncer». Básicamente, tiene los mismos síntomas que el síndrome metabólico (EM), como una disminución de la capacidad de regular la glucosa y la insulina en sangre, un aumento del tamaño de la cintura, un aumento de la glucosa en ayunas, un aumento de los triglicéridos, un colesterol HDL bajo y una presión arterial elevada. Estos síntomas también están asociados con el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Para prevenir la OMS, es necesario controlar los siguientes factores metabólicos:

Azúcar en la sangre
Niveles de estrógeno
Función inmune
Ingesta de nutrientes
Inflamación
La OMS no debe tomarse a la ligera. Si se deja sin dirección, OMS puede hacerlo:

Aumentar el riesgo de recurrencia
Aumentar el riesgo de complicaciones postoperatorias/post-tratamiento
Aumentar la inflamación
Influye en la respuesta inmunitaria
Aumentar los estrógenos circulantes

La inflamación crónica está relacionada con muchas enfermedades con altas tasas de mortalidad. Con el tiempo, puede causar daño al ADN que conduce al cáncer. También se sabe que las enfermedades intestinales caracterizadas por inflamación crónica aumentan el riesgo de cáncer de colon. Por otro lado, los estrógenos circulantes están asociados con el riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas.

Cómo influye el azúcar en el crecimiento del cáncer
La glucosa es un factor importante no sólo en la diabetes, sino también en el cáncer. El dicho «el azúcar alimenta al cáncer» en realidad es cierto: la glucosa en sangre, la insulina y los factores de crecimiento similares a la insulina contribuyen al crecimiento del cáncer. En particular, los altos niveles de factores de crecimiento similares a la insulina, como IGF-I y IGF-II, están relacionados con un mayor riesgo de cáncer de próstata, mama, colorrectal y ovario. La nutrición y el estilo de vida -baja actividad física y alta ingesta dietética- también desempeñan un papel en el desarrollo del cáncer, ya que afectan al metabolismo de la insulina y los FCI. Las señales anabólicas asociadas con la insulina circulante y los IGF promueven el desarrollo de tumores y la proliferación de células cancerosas.

Cómo prevenir el síndrome oncometabólico
La OMS puede estar relacionada con varias enfermedades, pero no es completamente inevitable. Según el Dr. T. R. Morris, un médico naturópata, hay muchas cosas que la gente puede hacer para que el cuerpo sea menos hospitalario al cáncer. Estos incluyen

Comer alimentos asociados con la remisión. Los estudios que involucran a pacientes con cáncer arrojan luz sobre qué alimentos son beneficiosos. Por ejemplo, evitar los alimentos enlatados y procesados, las carnes criadas comercialmente, los alimentos endulzados y las bebidas alcohólicas conduce a una mayor probabilidad de regresión espontánea. Los alimentos que los sobrevivientes de cáncer comen con más frecuencia incluyen brócoli, puerros, cebollas, coliflor, coles de Bruselas, zanahorias, calabazas, legumbres, manzanas y peras.

Reducir la inflamación. Los niveles elevados de proteína CRP o C reactiva (marcador de inflamación) se correlacionan con fatiga, mala calidad de vida, pérdida de peso y menor supervivencia. Para prevenir un aumento de la PCR, priorizar el consumo de pescado silvestre y productos de animales alimentados con pasto. La suplementación con aceite de pescado, que contiene DHA y EPA, y boswellia, que es efectiva contra la inflamación crónica, también ayudará. Dormir adecuadamente cada noche es otra prioridad.

Aumentar la vitamina D3. La vitamina D es producida por el cuerpo cuando se expone a la luz solar. La vitamina D ayuda con el crecimiento celular, la formación y remodelación ósea, la función inmunológica y la reducción de la inflamación. Para las personas que permanecen en casa la mayor parte del día, hay alimentos que pueden consumir que proporcionan vitamina D. Algunos ejemplos son salmones, sardinas, hongos, yemas de huevo y productos lácteos fortificados.

Reducir el estrés y los niveles de estrógeno. El estrés promueve la inflamación. Puede ser causada por acontecimientos de la vida y exacerbada por ciertos alimentos. Los alimentos que debe evitar cuando está estresado son aquellos que contienen azúcar, edulcorantes artificiales, cafeína, carbohidratos procesados y alcohol. Por otro lado, alimentos como la pimienta negra, la canela, la cúrcuma, el romero, los mangos y el regaliz ayudan a reducir los niveles de estrés.

En cuanto al estrógeno, los alimentos que reducen la actividad de la aromatasa pueden normalizar sus niveles. Las verduras crucíferas, la toronja, el jengibre tailandés, los frijoles mungo, el romero, el tomillo y la albahaca son algunos de los alimentos que pueden ayudar cuando usted toma demasiado estrógeno.

Incluso la actividad física ligera tiene beneficios para la salud

Incluso la actividad física ligera tiene beneficios para la salud

La mayoría de las personas probablemente no piensan que las actividades cotidianas, como lavar la ropa o guardar los comestibles, tengan un efecto en su salud a largo plazo.

Pero una nueva investigación sugiere que realizar muchas de estas actividades físicas de intensidad ligera reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Para la mayoría de las personas, la actividad física ligera constituye la mayor parte de su actividad física diaria. Sin embargo, las directrices gubernamentales se centran casi exclusivamente en la actividad física de intensidad moderada a vigorosa. La dificultad para medir la actividad física de una persona de intensidad ligera explica en gran medida esta desconexión.

No es posible medir la actividad física ligera con un cuestionario. La cantidad de actividad física de intensidad luminosa que una persona piensa que ha hecho casi no se parece en nada a lo que realmente ha hecho. Esto significa que ha sido difícil estudiar los efectos de la actividad física de intensidad luminosa sobre la salud a largo plazo.

Este nuevo estudio, publicado en JAMA Network Open, pudo medir con mayor precisión la actividad física ligera en casi 6,000 mujeres mayores usando un acelerómetro (un dispositivo de detección de movimiento) que se usó durante siete días. Durante los siguientes cinco años, aquellas mujeres que hacían la actividad más ligera (seis horas o más al día) eran 46% menos propensas a tener un ataque cardíaco o a morir a causa de uno. Y eran 26% menos propensos a sufrir cualquier forma de «evento» cardiovascular (apoplejía, angina severa), en comparación con las mujeres que hacían la menor cantidad de actividad ligera – tres horas o menos al día.

Hubo pruebas claras de una relación dosis-respuesta: cuanto más tiempo pasaban las personas haciendo actividades ligeras, más reducían su riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular. Cada hora extra de actividad ligera por encima de las tres horas redujo el riesgo de ataque cardíaco en un 15%. La actividad de intensidad lumínica pareció ser importante incluso cuando se tuvieron en cuenta los niveles de actividad física de mayor intensidad.

Deshacerse de la causa y el efecto

Una crítica al estudio es que es transversal (una instantánea en el tiempo) y nunca puede probar definitivamente la dirección de la relación observada. Es posible que la capacidad de realizar muchas actividades de intensidad luminosa sea un signo de buena salud y no una causa de buena salud. Por lo tanto, es importante hacer un seguimiento con estudios de intervención que tengan como objetivo aumentar la actividad física ligera y ver si esto puede reducir las tasas de enfermedad cardiovascular.

Aún así, existe alguna evidencia de estudios de laboratorio más pequeños de que la actividad lumínica es importante para nuestra salud a largo plazo. Por ejemplo, la actividad física ligera es un componente importante del gasto energético total de la actividad física y esto tiene implicaciones para regular el peso y la composición corporal. Romper regularmente los largos períodos de estar sentado con actividades cortas de intensidad luminosa también es eficaz para reducir los niveles de glucosa, insulina y grasa en la sangre después de una comida.

Por el contrario, pedir a las personas que restrinjan la cantidad de actividad ligera que realizan resulta en una rápida disminución de la condición aeróbica y del tejido muscular magro, y en un aumento de la grasa corporal y de la glucosa y la insulina en la sangre.

¿Es suficiente?

¿Significa este estudio que debemos animar a las personas a que se concentren sólo en aumentar la cantidad de actividad ligera que realizan? Como fisiólogo del ejercicio, yo diría que no. La actividad de intensidad lumínica puede jugar un papel importante, pero hay muchas otras dimensiones de la actividad física que se sabe que son importantes, por diferentes razones.

Por ejemplo, sólo la actividad física regular moderadamente vigorosa puede mejorar el estado físico cardiorrespiratorio. Y sólo los ejercicios de resistencia frecuentes, como el levantamiento de pesas, pueden mantener o aumentar la masa muscular y la fuerza a medida que envejecemos.

La consideración más importante para la composición corporal es la actividad física total, incluyendo las intensidades ligeras, moderadas y vigorosas (e inquietas), porque esto explica en gran medida las diferencias en la energía total que una persona gasta cada día.

Es posible que una persona obtenga una buena puntuación en una dimensión de la actividad física, pero una mala puntuación en otra. Piense en el oficinista que pasa gran parte del día sentado frente a una computadora (perjudicial) pero que sale dos noches a la semana para una carrera de 30 minutos de intensidad moderada (beneficiosa).

Para la salud general, algo de actividad física es buena, pero más es mejor. Necesitamos animar a las personas a que se muevan más (aumentando la actividad física ligera y de intensidad moderada) y a que se muevan más a menudo (rompiendo los largos períodos de estar sentados). Y luego trate de incorporar ejercicios más estructurados dos o tres veces a la semana, para mejorar el estado cardiovascular y muscular.

La creación de un entorno social, cultural, comunitario y construido que anime a todos a ser más activos sigue siendo uno de los principales retos de salud pública del siglo XXI.

Cuida tu estética y mejora tu salud

Cuida tu estética y mejora tu salud

Hoy en día, y gracias sobre todo a los nuevos avances tecnológicos, es muy fácil atender y cuidar nuestra salud sin abandonar la apariencia.

La imagen tiene mucha importancia hoy en día, ya que, más allá de condiciones estereotipadas, es una forma de mostrarle al mundo que nos cuidamos. Si tenemos interés por mantener en buen estado aquello que se ve, las opciones de que también nos estemos cuidando por dentro ganan mucho peso.

No pierdas de vista tu higiene bucal

Cuando hablamos de ortodoncia, lo más probable es que muchas personas lo relacionen directamente con la estética. Sin embargo, va mucho más allá, y es que una dentadura torcida puede acarrear muchos problemas de salud bucodental a medio-largo plazo. 

Si tienes pensado alinear tus dientes, tienes que saber que cuentas con un amplio abanico de alternativas a los incómodos brackets. Con la ortodoncia Invisalign podrás conseguir una sonrisa perfecta que te ayude a estar más cómodo estéticamente además de prevenir futuros daños. 

Se trata de un tratamiento que funciona por etapas, en las que unas fundas de plástico van moviendo y fijando la nueva orientación de nuestra dentadura. Su material transparente hace que parezca casi invisible y será complicado detectarlo, por lo que se trata de una gran opción si queremos salud sin renunciar a la estética. 

Cuídate también por dentro

Hoy en día, la mayor parte de nuestra sociedad vive asociada a unos malos hábitos alimenticios que propician muchos problemas de salud. Una de las enfermedades que más eco está haciendo actualmente es la de los síntomas del colon irritable. Algunos de sus síntomas más frecuentes son: el dolor en la zona inferior del abdomen, el estreñimiento, diarrea que impide llevar una vida normal, problemas de acidez, una sensación rara en la espalda y en el hombro izquierdo o gases.

Estos problemas se pueden combatir con actividades como una buena dosis de ejercicio, ingerir mucha agua pero, sobre todo, cambiando algunos hábitos en la dieta. Si queremos estar sanos, tendremos que empezar por alimentarnos de forma saludable, ya que no deberíamos olvidar que somos lo que comemos. 

Remedios naturales para mantenerte sano

Seguro que en algún momento has escuchado hablar de las Flores de Bach, los aceites esenciales o las infusiones. Este tipo de medicinas son totalmente naturales y sus productos se pueden encontrar fácilmente en un herbolario online, donde podemos comprar desde elementos de dietética hasta plantas medicinales.

Estas plantas han ido ganando con el paso de los años un gran valor entre la sociedad, hasta el punto de que hoy en día no es nada difícil encontrar a alguien que consuma o haya consumido algún tipo de remedio natural para frenar algún mal. 

Mientras que los aceites esenciales son utilizados con muchos objetivos diferentes (desde para dormir bien hasta para combatir el acné o los piojos), las Flores de Bach están más orientadas a dar solución o ayudar a controlar situaciones o problemas emocionales como pueden ser distintos tipos de miedos o el estrés. Por su parte, las infusiones quizás sean las que más pueden influir en el hecho de mantener una buena salud, y es que se trata de un buen complemento gastronómico y digestivo.  

Sé jóven más tiempo

Ya hemos visto cómo cuidarnos por dentro, pero es importante que no olvidemos cuidarnos por fuera también. La marca Valmont es un buen ejemplo de cómo unos cosméticos nos pueden ayudar a mantener una piel tersa, e incluso, llegar a regenerarla si así fuese posible. Porque no todo lo relevante reside dentro de nuestro organismo, la salud de la piel también es importante

Tienen una gran cantidad de productos que varían desde los antiarrugas hasta los que están destinados a purificar pieles extremadamente sensibles que necesitan constante limpieza. Unos dotan de hidratación, otros de energía y otros de resplandor, porque cada persona tiene una piel diferente con unas necesidades diferentes y deberíamos saber cuál es la nuestra para poder empezar a cuidarla desde siempre y mantenerla joven durante el mayor tiempo posible. 

El café verde fermentado tiene potentes efectos anticancerígenos gracias al ácido clorogénico y al surfactante.

El café verde fermentado tiene potentes efectos anticancerígenos gracias al ácido clorogénico y al surfactante.

Por sí solos, los granos de café verde exhiben beneficios antioxidantes, pero un estudio publicado en el Journal of Medicinal Food sugiere que la fermentación mejora aún más los beneficios para la salud de los granos.

Investigadores surcoreanos de las universidades de Dankook, Corea, Jungwon, Hyejeon College y Kangwon National University School of Medicine encontraron que los efectos antioxidantes del ácido clorogénico y la surfactina en el café verde se vuelven más potentes cuando los granos son fermentados. Los investigadores también sugirieron que los granos de café verde fermentados son lo suficientemente potentes como para ser usados contra las células cancerosas del hígado.

Para el estudio, los investigadores observaron los efectos del ácido clorogénico y la surfactina en los compuestos individuales de las células HepG2, una línea celular de cáncer de hígado humano. El ácido clorogénico es un componente bioactivo en el café verde, mientras que la surfactina es un lipopéptido cíclico producido y secretado por cepas de Bacillus subtilis.

Los resultados mostraron que los granos de café verde fermentado contenían alrededor de un 20 por ciento más de ácido clorogénico y un 26 por ciento más de surfactina que los extractos no fermentados. Individualmente, el ácido clorogénico y la surfactina mostraron bajos niveles de citotoxicidad contra las células HepG2. Sin embargo, los extractos de café verde fermentado que contienen altos niveles tanto de ácido clorogénico como de surfactina inhiben eficazmente la apoptosis (muerte celular) causada por el estrés oxidativo y la proliferación celular activada. Los investigadores también encontraron varios compuestos bioactivos en los granos de café verde fermentados que jugaron un papel en la proliferación celular y la citotoxicidad.

Estos resultados sugieren que el ácido clorogénico y la surfactina por sí solos pueden tener efectos citotóxicos bajos, pero cuando trabajan sinérgicamente en granos de café verde fermentados, muestran potentes efectos anticancerígenos contra las células HepG2. (Relacionado: ¿Qué tienen en común el café verde, los arándanos, los tomates y las fresas? Todos ellos contienen el ácido clorogénico fenol anticancerígeno.)

¿Los granos de café verde fermentado se adaptan al gusto de los consumidores?
El café es uno de los productos básicos más comercializados en el mundo. Los granos de café ya contienen cantidades significativas de compuestos beneficiosos, pero su funcionalidad puede ser incrementada por fermentación.

En un estudio publicado en el Journal of Food Quality, un equipo de investigadores de Corea del Sur examinó la actividad antioxidante y la aceptación del consumidor de los granos de café verde fermentados con levadura. Para su estudio, fermentaron los granos de café verde durante 24 horas utilizando tres cepas de levadura diferentes para aumentar la funcionalidad de los granos.

El equipo de investigación analizó las propiedades fisicoquímicas resultantes, la actividad antioxidante, el contenido total de polifenoles y flavonoides, y la aceptabilidad por parte del consumidor de los granos de café verde fortificado. Los resultados mostraron que la fermentación de la levadura mejoró efectivamente la funcionalidad de los granos de café verde al aumentar drásticamente la actividad antioxidante de los granos.

Además, el equipo encontró que el contenido total de polifenoles y flavonoides de los granos de café verde fermentados con levadura era significativamente más alto que el de los granos regulares. Sin embargo, la aceptación de los granos de café verde fermentado por parte de los consumidores fue ligeramente inferior a la de los granos regulares. Esto puede ser debido al proceso de fermentación que afecta el aroma y el sabor de los granos de café.

Sin embargo, a casi el 40 por ciento de los consumidores les gustó más uno de los granos de café verde fermentado que los controles, según el análisis de agrupación jerárquica aglomerativa. Estos consumidores informaron que la fermentación con levadura no daba a los granos de café verde un mal olor o sabor.

También encontraron atractivos la alta actividad antioxidante y los compuestos fenólicos de los granos fermentados con levadura. Sugirieron que más personas estarían dispuestas a probar los granos de café fermentados si eran conscientes de la funcionalidad mejorada de los granos.

Más que miel: Productos de nido de abeja con poderosos beneficios naturales para la salud

Más que miel: Productos de nido de abeja con poderosos beneficios naturales para la salud

El panal es una sustancia cerosa formada por las abejas melíferas que sirve para almacenar polen y productos apícolas. Está hecho de cera de abeja pura y también alberga larvas de abejas. El panal en sí es comestible – esta serie de células hexagonales se pueden masticar directamente y es una gran adición a la dieta de una persona. Aunque es más conocida por ser la fuente de miel cruda, también contiene muchos nutrientes y otras sustancias que ofrecen sorprendentes beneficios para la salud.

¿Qué se puede obtener del panal?
La miel no es el único producto útil que las abejas fabrican en sus colmenas. Se dice que la cera de abeja que usan para construir un panal contiene ácidos grasos de cadena larga y alcoholes que son buenos para el corazón. Según estudios, estos compuestos pueden reducir el colesterol malo y elevar los niveles de colesterol bueno en la sangre.

El nido de abeja también contiene una abundancia de otros nutrientes, como carbohidratos, proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes. Estos antioxidantes vienen en forma de polifenoles, compuestos vegetales beneficiosos que también tienen propiedades antiinflamatorias. Además de fortalecer el sistema inmunológico, los polifenoles antioxidantes ayudan a prevenir enfermedades como las enfermedades cardíacas, la diabetes y ciertos tipos de cáncer.

Componentes beneficiosos del panal
Los principales componentes del panal son la miel cruda y la cera de abeja. Sin embargo, estas dos sustancias no son las únicas en el panal que ofrecen beneficios para la salud. Aquí están las cosas que los componentes del panal pueden hacer.

Miel cruda. La miel es un producto natural que se ha utilizado como alimento y medicina durante más de ocho milenios. En el antiguo Egipto, esta sustancia naturalmente dulce era venerada como una droga potente y a menudo se prescribía para tratar diversas dolencias.

Hay alrededor de 200 compuestos activos presentes en la miel. Estos compuestos actúan como antioxidantes que combaten la inflamación y las infecciones bacterianas y previenen el envejecimiento prematuro. De acuerdo con estudios, la miel también puede ser usada para aliviar la tos nocturna y otros síntomas de infecciones del tracto respiratorio superior.

La miel cruda contiene enzimas beneficiosas como la glucosa oxidasa, que tiene propiedades antimicrobianas. Estas enzimas, sin embargo, pueden perderse o destruirse durante el procesamiento junto con las cantidades mínimas de nutrientes presentes en la miel. Por lo tanto, para sacar el máximo provecho de este producto, consuma sólo miel cruda y sin procesar.

Propóleo. El propóleo o «cola de abeja» es un sellador natural utilizado por las abejas para sellar las aberturas y grietas de sus colmenas. Está hecho de una combinación de cera de abeja, saliva y resinas protectoras de diferentes flores y brotes de hojas. Las abejas utilizan el propóleos para protegerse de otros insectos y del mal tiempo.

Aunque el propóleo no es tan común como la miel, fue un producto popular de las abejas en la antigüedad. La medicina popular en muchos países usaba el propóleo para heridas, quemaduras, dolores de garganta e incluso úlceras estomacales. Se dice que el propóleos tiene propiedades antimicrobianas, antioxidantes y antiinflamatorias, que lo hacen efectivo contra las infecciones, la inflamación, las infecciones virales y los resfriados.

Polen de abeja. Las abejas son conocidas por recolectar polen y néctar de las flores para alimento. De vuelta en sus colmenas, las abejas combinan el polen con su saliva y varias enzimas para formar pequeños gránulos que toda la colonia come. Estos gránulos son ricos en nutrientes y compuestos naturales que ofrecen diferentes beneficios, dependiendo de sus fuentes.

Según un estudio reciente, el polen de abeja tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antimicóticas, antivirales, anticancerígenas, antioxidantes y analgésicas. Estas propiedades dan al polen de abeja la capacidad de acelerar la cicatrización de las heridas. Los polifenoles del polen de abeja también pueden proteger las arterias de la aterosclerosis y aliviar los síntomas de la menopausia.

Jalea real. La jalea real se asocia a la longevidad. Las observaciones sobre la vida y el comportamiento de las abejas sugieren que puede ser una de las razones por las que las abejas reinas viven más tiempo (hasta cinco años) que las obreras, cuya vida no supera los dos meses. La jalea real es secretada por las abejas para alimentar a sus crías y a su reina, y tiene una consistencia gelatinosa.

Según estudios, la jalea real es un agente antibacteriano eficaz contra las bacterias Gram positivas e incluso las bacterias resistentes a los antibióticos. La jalea real también tiene propiedades antidiabéticas, que le permiten disminuir los niveles de glucosa en sangre y de hemoglobina glucosilada y aumentar la insulina. Además, el suplemento con jalea real puede aumentar la actividad antioxidante en el cuerpo y disminuir el estrés oxidativo, que puede ser perjudicial para las células.

El panal de abejas es un producto nutritivo que ofrece varios beneficios para la salud. Reduzca sus niveles de colesterol y déle un impulso a los antioxidantes de su cuerpo evitando la miel procesada y agregando panal a su dieta.

Cómo hidratar las pieles faciales de los hombres

Cómo hidratar las pieles faciales de los hombres

En estas últimas décadas hemos sido testigos de una positiva evolución en el género masculino, debido a que ahora se preocupan más por su aspecto físico y de cuidar varias zonas que antes, posiblemente eran tabú, por aquello del “machismo”. 

Es ahora muy común ver que un hombre se cuida sus manos y uñas, así como su cara. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que las técnicas de cuidado para ellos no son las mismas que usan las mujeres. No deben usarse los mismos productos y es por eso  que el mercado ofrece las mejores cremas hidratantes faciales masculinas. La aplicación de estas dependerá del estilo de vida de cada uno, así como de otras variables como su alimentación y su tipo de piel. 

Entre tanto, podemos establecer algunas diferencias entre la piel de los hombres y el de las mujeres para entender un poco mejor por qué se deben usar productos especialmente diseñados para ellos, o para ellas.  

La diferencia principal entre ambos sexos o géneros es que el hombre tiene mucho más testosterona, por lo que su piel tiende a ser más grasa. Además, la piel de los hombres es más gruesa, se puede decir que un 30% más que el de las mujeres. Un aspecto que las mujeres pueden envidiar de los hombres es que estos producen más colágeno, lo que retrasa la aparición de líneas de expresión, aunque cuando aparecen suelen ser más marcadas que en las féminas. 

Cómo cuidar la piel masculina 

Como un principal consejo que damos para cuidar la piel masculina es el uso de  productos naturales Weleda. Esta es una marca líder en el mercado que utiliza ingredientes totalmente naturales y tiene diversidad de cremas para cada tipo de piel y sus necesidades específicas. 

El tipo de piel que es más común entre los hombres es la mixta, es decir, que tiene brillo y poros abiertos en frente, nariz y mejillas. Esto, unido a la constante sudoración, la cual es muy superior al nivel de sudor de las mujeres, puede llevar a la mayor acumuación de puntos negros y espinillas. Es por ello que la rutina de cuidado facial debe apuntar a evitar imperfecciones futuras y corregir lo que ya se encuentra presente. Son rutinas sencillas que se pueden llevar a cabo en sencillos pasos. 

Paso #1 Limpia el rostro con los productos indicados. 

Lo mencionamos anteriormente y hemos recomendado los productos de la marca Weleda. En tal caso, lo que debes hacer es mojar tu rostro, preferiblemente con agua tibia para que se abran tus poros y luego aplicar el producto que mejor se adapte a tus necesidades. Lo que más se recomienda es la utilización de productos espumosos para lograr una limpieza más profunda. 

Puedes además, usar cremas exfoliantes para eliminar piel muerta y suciedad más incrustada. 

Paso # 2: Afeita tu rostro de la forma adecuada

Así como lo hiciste con la limpieza, usa agua tibia, puedes aplicar cremas que contengan ácidos grasos como la parafina y la lanolina que permiten que el vello se ablande. Usa rasuradoras de dos cuchilla o de una sola porque son las mejores para que así evites irritaciones. 

Paso #3 Debes mantener una dieta saludable

Esto influye mucho en la salud que emana tu rostro. Debes consumir vitamina A para mantener una piel firme y regenerada. También debes incluir en tu dieta alimentos que contengan antioxidantes y no te olvides del omega 3 que hidrata y fortalece tu piel 

Cuando se trata de hacer ejercicio, la edad es sólo un número

Cuando se trata de hacer ejercicio, la edad es sólo un número

El ejercicio le ayuda a mantener un peso saludable, lo que a su vez previene afecciones relacionadas con la obesidad, como las cardiopatías. Según un estudio reciente, incluso los ancianos pueden beneficiarse de la actividad física, siempre y cuando hagan ejercicio regularmente.

El estudio fue publicado en la revista JAMA Network Open.

Actividad física y reducción del riesgo de mortalidad
El Dr. Pedro Saint-Maurice, del Instituto Nacional del Cáncer, compartió que, según las directrices nacionales para la actividad física aeróbica, los adultos necesitan unos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada por semana o 75 minutos de actividad vigorosa por semana. Alternativamente, los adultos pueden hacer una combinación equivalente de ambos tipos de ejercicio.

Tener niveles de actividad física que cumplan con esta guía está relacionado con beneficios significativos para la salud, como la reducción de la mortalidad por todas las causas, la relacionada con enfermedades cardiovasculares y la relacionada con el cáncer.

Saint-Maurice agregó que la mayoría de los datos sobre los beneficios de la actividad física se derivan de estudios que miden la actividad física en el tiempo libre (AMPL) en un momento dado, generalmente durante la mediana edad.

Antes del estudio actual, ninguna investigación ha tomado un enfoque de curso de vida para determinar cómo la participación en la actividad física a lo largo de las diversas etapas de la adultez puede estar relacionada con el riesgo de mortalidad. No se sabe mucho acerca de cómo la participación a largo plazo en la AMPT desde la adolescencia hasta la edad adulta temprana y hasta la mediana edad puede afectar la mortalidad.

Para el estudio prospectivo de cohortes, utilizaron datos de los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health) -AARP (anteriormente American Association of Retired Persons) Diet and Health Study, que se estableció entre 1995 y 1996.

De los 315,000 participantes, el 58.2 por ciento eran hombres. Los voluntarios tenían entre 50 y 71 años en el momento de la inscripción. El estudio identificó 10 trayectorias de LTPA que fueron etiquetadas en base al último punto final de LTPA (edades de 40 a 61 años) en relación con el primer punto final de LTPA (edades de 15 a 18 años).

Luego, los investigadores agruparon las trayectorias clasificadas en tres categorías:

Los «mantenedores», o aquellos que tuvieron una LTPA consistentemente más alta o estable a través del tiempo. Este grupo representó el 56,1 por ciento del total (176.654 participantes).
Los «incrementadores», o aquellos que tuvieron un aumento de LTPA desde la adolescencia o más tarde en la adultez. Este grupo representó el 13,1 por ciento del total (41.193 voluntarios).
Los «decrecedores», o personas que tenían patrones de una mayor LTPA en la adultez temprana pero que redujeron la actividad más tarde en la adultez. Este grupo representó el 30,8 por ciento del total (97.212 participantes).
Los investigadores reportaron más de 71,000 muertes entre los voluntarios al final del estudio. Al menos 22,219 muertes se debieron a enfermedades cardiovasculares, mientras que 16,388 muertes se debieron al cáncer.

Saint-Maurice anotó que, a diferencia de los adultos que eran consistentemente inactivos, los que tenían un aumento de la LTPA en la adultez después de haber estado inactivos durante la adolescencia tenían menores riesgos de mortalidad por todas las causas y por causas específicas. (Relacionado: Tratamiento natural para la artritis reumatoide: Las investigaciones demuestran que el yoga puede aliviar los síntomas físicos y psicológicos.)

Los adultos que comenzaron a hacer ejercicio más tarde en la vida tuvieron tasas de mortalidad similares a las de los que hicieron ejercicio durante toda la vida. Los investigadores advirtieron que la mayoría de los beneficios de la actividad física realizada en los primeros años de vida, como en la adolescencia o en la adultez temprana, se perderán si se deja de hacer ejercicio.

Inicialmente, los investigadores pensaron que los voluntarios que mantenían los niveles más altos de actividad a lo largo de la adultez estarían en menor riesgo, y se sorprendieron al descubrir que ser más activos físicamente a principios o finales de la adultez aún ofrecía beneficios de salud similares. Añadieron que los beneficios son similares entre hombres y mujeres y son independientes de los cambios en el IMC con el tiempo.

El equipo de investigación también encontró que estar inactivo en la adultez temprana pero aumentar la AMPL más tarde a los 40 ó 61 años está relacionado con una reducción del riesgo de mortalidad del 16 al 43 por ciento. Esto es similar a la reducción del riesgo asociada con el mantenimiento de la LTPA en todos los grupos de edad desde la adolescencia hasta la edad adulta.

Saint-Maurice aseguró que los resultados concuerdan con estudios anteriores que muestran que ser más activo físicamente en la mediana edad proporciona beneficios de salud para reducir la mortalidad por todas las causas.

Concluyó que incluso los ancianos pueden empezar a hacer ejercicio, especialmente si quieren mejorar su bienestar general.

Si no está preparado para ejercicios intensos, puede probar otras actividades como:

Ejercicios de peso corporal
Subir escaleras
Estiramiento
Natación
Tai chi
Caminar
Yoga
Los investigadores esperan que los profesionales de la salud, que aconsejan a las personas que han estado físicamente inactivas durante la mayor parte de su vida adulta, usen este conocimiento para animarlas a hacer cambios en su estilo de vida. Ya sea que usted tenga 16, 36, 0 o 60 años de edad, el ejercicio es bueno para su salud física.