Categoría: Salud

Mejora tu rutina alimenticia con sencillos cambios

Mejora tu rutina alimenticia con sencillos cambios

Aprovechando que es verano, podemos empezar a cambiar nuestras rutinas diarias por otras más saludables. Comenzando por nuestra alimentación, es hora de que demos el paso a una más sana en todos los sentidos. Con el buen tiempo es habitual mantenerse hidratado y comer mucho menos que durante los meses invernales. Además de que en verano es más fácil comer frutas y verduras por regla general. 

Alimentos naturales para nuestra salud

Hoy en día la tendencia es volver a productos artesanales y naturales. De hecho, debemos saber Qué son los alimentos ecológicos para comenzar a darle un giro a nuestra alimentación. Básicamente se trata de alimentos que se ha obtenido a través de un procedimiento sostenible y respetuoso con el medio ambiente, de principio a fin. Por lo que son productos saludables y naturales en todos los sentidos. 

Básicamente debemos concienciarnos de que el futuro debe ser natural, de tal manera que tengamos más calidad en nuestra alimentación. A la vez que se contribuye a que el medio ambiente esté más protegido, ya que se va eliminando el uso de pesticidas y demás productos químicos que tan nocivos llegan a ser. 

Es el primer paso que debemos dar si queremos avanzar hacia una vida más sana. Además de tener una alimentación equilibrada, es realmente importante que los productos que compremos sean naturales. Para ello es ideal buscar estos alimentos, tienen una etiqueta característica para que veamos a simple vista que se trata de alimentos ecológicos. Esto también hará que tengan más nutrientes, vitaminas y minerales, ya que se habrán producido de forma natural, sin emplear productos químicos que alteren su esencia. 

Esto no quiere decir que de vez en cuando podamos saltarnos esta alimentación, pero siempre teniendo presente el adquirir productos de calidad, de hecho ahora podemos comprar chocolate por Internet para mayor comodidad. Además de porque están hechos de forma artesanal, con frutos secos incluso para poder saltarnos nuestra dieta, pero de forma más saludable. 

En otros términos, el cambio de vida por otra más sana empieza por la alimentación, por eso no hay nada mejor que comprar productos ecológicos, y así tener la garantía de comer de calidad y natural. Lo más nocivo de la sociedad actual es el uso excesivo de productos industriales y altamente procesados con multitud de azúcares refinados que son realmente nocivos para la salud en general. 

Elementos que nos ayudará a seguir hábitos más saludables

Ahora bien, para conseguir todo esto, debemos implementar en todas nuestras rutinas la concienciación de los hábitos saludables. Y es que a veces por el propio estrés diario renunciamos a comer sano, pero ahora con los termos para comida, de esta web podremos preparar deliciosas recetas saludables y llevarlas al trabajo. De esta forma vamos a comer siempre equilibrado y sin tener que renunciar a nada. 

Es concienciarse de la importancia que tiene el cambiar estos hábitos diarios. De hecho, nos servirá también para ser mucho más organizados y tener un control absoluto sobre nuestra alimentación. Lo ideal puede ser aprovechar los días de descanso para hacer el menú semanal, y que así sólo sea meter la comida en los termos y salir de casa. 

Además de la alimentación, también es interesante que metamos en otras rutinas productos naturales, como los aceites esenciales que tantas propiedades beneficiosas tienen para nuestra piel. En concreto los del arbol de te que nos ayudarán gracias a sus propiedades positivas. En concreto es muy ideal para jóvenes y adultos con acné, y es el este aceite es el mejor remedio casero para conseguir eliminar estos molestos granos en poco tiempo y sin causar efectos secundarios propios de productos químicos. 

Aquí no queda, sino que ahora que es verano y solemos acudir a piscinas y demás instalaciones públicas, es posible que podamos coger hongos en los pies y/o infecciones. El aceite del árbol de té también será realmente positivo para esta cuestión, y es que en cuestión de días volveremos a tener la zona como nueva. 

LA MIÜK; una apuesta por la belleza al natural

LA MIÜK; una apuesta por la belleza al natural

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y muy a menudo no le damos el cuidado que merece y necesita. La exposición solar, el paso del tiempo y otros factores  desgastan y cambian el aspecto natural y lozano de la piel, pero el cuidado oportuno es una de las mejores formas de mantener la salud de la piel.

Como el resto de los órganos del cuerpo, la piel también necesita ser alimentada y procurada de manera especial, y la hidratación es uno de puntos clave que no debe ser descuidado. Pero no cualquier hidratante es la precisa, es necesario investigar sobre cuál es la hidratante ideal para nuestro tipo de piel.

Hay una crema hidratante para cada tipo de piel

En el caso de la hidratación de la piel, la mejor apuesta son los ingredientes naturales. Hay que pensar en que estos son productos que entran en contacto directo con nuestro cuerpo, y si estás  buscando una crema hidratante verdaderamente natural, hay sitios como www.lamiuk.com que ofrecen una gama muy amplia de opciones para todas las pieles, todas las necesidades y todos los presupuestos. Por ahora, vayamos a mirar qué hidratante necesitas según tu tipo de piel.

Pieles secas

Este es el tipo de piel que requiere de una hidratación intensa y continua. Si es este tu tipo de piel, seguro te habrás dado cuenta que la grasilla facial es verdaderamente escasa y hasta puedes notar zonas como el entrecejo y la comisura de los labios particularmente secas.  Una hidratante a base de algún aceite natural como el de almendra, le viene muy bien a este tipo de piel. Con una rutina disciplinada y paciente verán como el aspecto de tu piel comienza a mejorar.

Pieles normales

Si este es tu tipo de piel, eres verdaderamente afortunada porque es el equilibrio que todas quisieran. Sin embargo, este tipo de piel también requiere ser nutrida y alimentada con una hidratante como la Cream Supreme Facial Moisturizer que se puede comprar en LA MIÜK al mejor precio. Aunque es un tipo de piel normal, si no se cuida puede llegar a tornarse áspera o seca.

Pieles grasas

Las mujeres con piel grasa tienen la tendencia a sufrir verdaderos dolores de cabeza con la cantidad de grasa que sale de sus poros a lo largo del día, pero eso no significa que no necesita ser hidratada y cuidada, ya que hidratación no es igual a grasa, por lo que una crema a base de agua y con ingredientes que refresquen y absorban el exceso de grasa ayuda a equilibrar la textura de la piel.

¿Cómo encontrar una buena hidratante?

Muchas veces la búsqueda de nuestra crema hidratante facial perfecta puede llegar a ser complicada. Ingredientes y conceptos que no conocemos pueden llegar a confundirnos, pero una buena forma de comenzar es dar con un sitio que se especialice en cuidado de la piel con productos naturales. LA MIÜK es una de esas tiendas que apuesta por la opción natural y orgánica, ya que como marca han entendido que al natural siempre es mejor y busca llevar productos de excelente calidad para todas las necesidades.  Marcas como Nuori, Antonia Burrell y Kjaer son tan solo algunas con las que puedes comenzar a darle ese cuidado que la piel merece. Estas marcas han querido conjugar ingredientes naturales con procesos de última tecnología para obtener productos que aportan la hidratación necesaria para una piel lozana y joven 

No siempre la mejor facial es la más costosa, la mejor es siempre la que recoja los ingredientes más adecuados para la piel de la cara. Normalmente no pensamos en que la piel del rostro está constantemente expuesta al sol, a las toxinas y a la contaminación del ambiente, por eso limpiarla a profundidad todos los días ayuda que no se acumule esa capa de polvo y suciedad que aunque no se ve a simple vista, sí que va haciendo estragos con el paso del tiempo

Los tratamientos naturales son cada vez más populares: 81% de las personas prefieren un estilo de vida saludable antes que los medicamentos, según un estudio

Los tratamientos naturales son cada vez más populares: 81% de las personas prefieren un estilo de vida saludable antes que los medicamentos, según un estudio

Cuando se trata de tratar problemas de salud, hay dos caminos generales que se pueden tomar: el enfoque médico convencional o la ruta natural. En el pasado, muchas personas creían que los tratamientos naturales no podían ser tan efectivos como los medicamentos recetados por los médicos, pero esa actitud parece estar cambiando a medida que más y más investigación resalta la eficacia y seguridad de estos tratamientos. De hecho, una nueva encuesta ha descubierto que una abrumadora mayoría de personas prefieren un estilo de vida saludable a los medicamentos cuando se trata del control de la diabetes.

En una encuesta de Liva Healthcare a personas con diabetes tipo 2, el 81 por ciento de los encuestados dijeron que preferirían mejorar su dieta y ejercicio antes de recurrir a medicamentos recetados. Los médicos están de acuerdo, aunque no en la misma medida; el 54 por ciento dijo que preferiría tratar la afección con cambios en el estilo de vida como el ejercicio regular y la pérdida de peso. Por supuesto, hay un incentivo financiero para la prescripción de medicamentos que puede explicar el menor margen, pero la preferencia por lo natural sigue existiendo.

El Dr. Aseem Malhotra, cardiólogo consultor del NHS y profesor de medicina basada en la evidencia, dijo que el control de la diabetes tipo 2 está «al revés» en este momento y que los costosos medicamentos para el control de la glucosa en sangre no están logrando llegar a la causa principal de la enfermedad.

También señaló los muchos efectos secundarios de los medicamentos para la diabetes, que según él pueden tener un impacto en la calidad de vida de una persona sin hacer nada para prolongar su vida.

Cuando se trata de tratamientos naturales, dice que los resultados hablan por sí solos: «La buena noticia es que, con mis pacientes, he descubierto que la afección es reversible hasta en un 60% de los pacientes. Los mejores resultados vienen dentro de un año de cambios dietéticos puros que específicamente eliminan el azúcar añadida y los alimentos procesados con carbohidratos».

Un creciente conjunto de pruebas que demuestran la superioridad del control natural de la diabetes
No es sorprendente que la dieta y el ejercicio puedan ser tan efectivos en la lucha contra la diabetes cuando se considera el hecho de que una dieta deficiente y una baja actividad son a menudo factores en las personas que desarrollan la enfermedad en primer lugar. La Tercera Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición llevada a cabo por el gobierno de EE. UU. encontró que entre los que tenían diabetes tipo 2, el 69 por ciento no hacía ejercicio con regularidad o no lo hacía en absoluto, el 62 por ciento consumía cinco porciones de verduras y frutas al día o menos, y el 82 por ciento era obeso o tenía sobrepeso.

Además, los tratamientos naturales y los cambios en el estilo de vida han demostrado su valor para evitar la enfermedad. Los prediabéticos que realizaban 150 minutos a la semana o más de actividad física con la intensidad de caminar a paso ligero notaron un riesgo 58 por ciento menor de desarrollar diabetes, lo que es más del doble de la reducción de riesgo de 31 por ciento observada por los que tomaban metformina.

Un estudio publicado en Diabetes Care encontró que tomar 1,500 miligramos de curcumina al día durante nueve meses fue 100 por ciento efectivo para prevenir que los prediabéticos desarrollaran posteriormente diabetes tipo 2, mientras que el 16.4 por ciento de los que estaban en un grupo de placebo la desarrollaron.

También está el hecho de que las opciones de un estilo de vida saludable pueden ayudar a las personas con diabetes a vivir más tiempo. Los adultos con diabetes tienen cuatro veces más probabilidades de morir de enfermedad cardiaca que los no diabéticos, pero un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology encontró que hacer ejercicio con regularidad, reducir el consumo de alcohol, evitar fumar y consumir una dieta de alta calidad se asoció con una reducción del 50 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiaca cardiovascular y coronaria y un riesgo 66 por ciento menor de morir de enfermedad cardiovascular o accidente cerebrovascular entre los diabéticos.

Realmente no hay ninguna buena razón para no hacer cambios saludables en su estilo de vida si usted es diabético o tiene prediabetes. Incluso si usted está tomando medicamentos, los beneficios que prolongan la vida son simplemente demasiado buenos para dejarlos pasar.

La verdad sobre los huevos: ¿Los huevos son buenos para usted?

La verdad sobre los huevos: ¿Los huevos son buenos para usted?

El mundo de la nutrición no es ajeno a la controversia o confusión. Uno de los alimentos que más me preguntan los clientes y estudiantes son los huevos. ¿Los huevos son buenos para ti? ¿Son malos? ¿Deberías comer la yema o la clara? ¿Cuántos son seguros para comer a la semana?

Los huevos son un alimento increíblemente nutritivo y si usted puede tolerarlos, pueden ser una parte maravillosa y versátil de su dieta. Entonces, ¿por qué todo el mundo les tiene miedo?

El factor colesterol
El colesterol es la principal preocupación de la gente con respecto a los huevos y me gustaría tratarla de inmediato, antes de entrar en más detalles sobre por qué los huevos pueden considerarse parte de una dieta saludable.

Los huevos han sido consumidos durante miles de años por muchas culturas como alimento básico. Nuestro temor social sobre ellos es bastante reciente, y eso se debe a la demonización de la grasa y el colesterol que comienza en el siglo XX. El estado del huevo rápidamente pasó de ser un superalimento a ser un demonio lleno de colesterol, lo que incrementó nuestro riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Sin embargo, las investigaciones de las últimas décadas han demostrado que no debemos tenerle miedo a la grasa.

Nuestro cuerpo necesita que el colesterol funcione – juega un papel en la estructura celular, la producción de hormonas, la producción de vitamina D y la digestión. La mayor parte de nuestro colesterol es producido por nuestro cuerpo – fabricamos alrededor del 80% de él, mientras que sólo el 20% se deriva de lo que comemos. Esto significa que nuestro entorno interno, y todas las elecciones de dieta y estilo de vida multifactoriales que hacemos más allá de los alimentos que contienen colesterol, juegan un papel mucho más importante en la producción de colesterol.

Es más, el colesterol que se encuentra en los alimentos enteros no es peligroso; más bien, es el colesterol oxidado el que puede afectar negativamente nuestra salud al contribuir a la acumulación de placa, toxicidad celular, mutación genética y cáncer. Ese colesterol oxidado proviene de muchos alimentos procesados y fritos, especialmente los que se fríen en aceites vegetales (aunque los aceites vegetales en sí, no contienen colesterol). Además, el colesterol producido endógenamente (colesterol producido en nuestro cuerpo) puede oxidarse cuando las reservas antioxidantes están bajas o agotadas.

El colesterol en los huevos no va a empeorar nuestra salud ni va a afectar negativamente al sistema cardiovascular, y ha habido una serie de investigaciones recientes que lo confirman. Por ejemplo:

Un estudio de cuatro años de casi medio millón de adultos encontró que las personas que tenían un huevo al día tenían un riesgo 18% menor de enfermedad cardiovascular y un riesgo 28% menor de muerte por accidente cerebrovascular hemorrágico en comparación con los que no comían huevos.
Un estudio de participantes que comieron huevos diariamente durante 12 semanas encontró que los huevos aumentaron los niveles de colesterol HDL y redujeron el colesterol total general. El colesterol HDL ayuda a transportar otros tipos de colesterol para que pueda ser eliminado de nuestros cuerpos.
Un meta-análisis de estudios de ingesta de huevo concluyó que comer 1 huevo al día estaba asociado con un riesgo reducido de apoplejías.
Este estudio afirma que los huevos tienen muy poco impacto sobre el colesterol LDL y el riesgo de enfermedades cardiovasculares en comparación con otros factores de dieta y estilo de vida.
Un estudio de 6 semanas sobre el consumo de huevos encontró que los huevos no elevan los niveles de colesterol ni afectan negativamente la función de los vasos sanguíneos.
En un estudio realizado en un hospital, los que comían al menos dos huevos a la semana tenían un menor riesgo de accidente cerebrovascular (77%) en comparación con los participantes que comían un huevo a la semana.
El perfil nutricional del huevo
Los huevos enteros y frescos tienen una gran variedad de nutrientes que pueden beneficiar nuestra salud. Algunos de estos nutrientes incluyen:

Proteína. El huevo grande promedio tiene aproximadamente 6 gramos de proteína. La proteína es esencial para la curación y la reparación, el crecimiento y el desarrollo muscular, la digestión, la salud del cerebro y del sistema nervioso, la producción de hormonas, la piel, la energía y el metabolismo.
Colina. Esta vitamina B ayuda a emulsionar las grasas y el colesterol, ayuda a estructurar nuestras membranas celulares y es esencial para la producción de acetilcolina, un neurotransmisor que contribuye a las funciones del cerebro y del sistema nervioso como la memoria, el estado de ánimo y el control muscular. Un estudio encontró que las personas que comen huevos eran más propensas a satisfacer las necesidades de colina de su cuerpo que las que no lo hacían.
Omega 3. Estas grasas son altamente antiinflamatorias y son beneficiosas para la salud cerebral, cardiovascular, de las articulaciones, de la piel y de los ojos.
Lecitina. Esta grasa ayuda con la memoria, el desarrollo del cerebro, mejora la salud del corazón y ayuda con la producción de bilis.
Vitamina D. A veces llamada la vitamina del sol, la vitamina D está involucrada con la inmunidad, la salud ósea/dental, la salud cerebral, apoya la salud cardiovascular y tiene propiedades anticancerígenas.
Vitamina A. Una vitamina antioxidante que es beneficiosa para la piel, la inmunidad y la visión, y apoya las membranas mucosas.
Hierro. Este mineral nos ayuda a formar la hemoglobina, que transporta el oxígeno por todo el cuerpo, además de ayudar con el metabolismo de las proteínas, la producción de energía y las enzimas.
Luteína y zeaxantina. Estos carotenoides apoyan la salud y la visión de los ojos, tienen efectos antiinflamatorios y pueden ayudar a prevenir las cataratas relacionadas con la edad y la degeneración macular. Algunas evidencias indican que somos más capaces de absorberlas a partir de

¿Sufres de gases? Descubre sus causas y tratamientos

¿Sufres de gases? Descubre sus causas y tratamientos

Los gases son uno de los problemas estomacales más frecuentes en las personas, quienes muchas veces pasan momentos vergonzosos, incómodos y dolorosos como consecuencia de los mismos. Por tal razón, es importante que conozcas cuáles son las causas más comunes y cuáles son sus tratamientos.

Las enfermedades gastrointestinales son más habituales de lo que imaginas, éstas se manifiestan de diversas formas, pero los síntomas fijos son los gases. La frecuencia de éstos pueden ser esporádicos, sin embargo, hay casos en que son más constantes y pueden traer consecuencias graves. En tal sentido, hoy te hablaremos sobre los gases como problema intestinal, sus causas y los tratamientos que te pueden ayudar a solventar estos padecimientos.

Causas y consecuencias de la producción excesiva de gases intestinales

El meteorismo, mejor conocido como abdomen distendido, consiste en la generación excesiva de gases, excediendo entonces los niveles normales diarios. Las causas que lo producen se deben a un sobrecrecimiento bacteriano anormal, o SIBO según sus siglas en inglés, donde destaca la presencia de microorganismos dañinos en lugar de los beneficiosos.

Asimismo, suele ser un síntoma de otras patologías que si no son tratadas a tiempo pueden agravarse, tales como el Síndrome del Intestino Irritable, enfermedad de Chron, colitis ulcerosas, diverticulitis, entre otras que se pueden convertir en cáncer. Y aunque el meteorismo se puede solucionar cambiando ciertos hábitos alimenticios y rutinarios, lo ideal es consultar con un especialista, pues éste será el indicado para diseñar el tratamiento adecuado según las condiciones del paciente.

Por otra parte, los síntomas como las flatulencias, meteorismo o la aerofagia, pueden ser consecuencia también del síndrome del intestino permeable, el cual no sólo puede afectar al sistema digestivo, sino a otros órganos y en especial, al sistema inmunológico. Entonces es necesario encontrar un tratamiento para problemas intestinales, donde no sólo se eliminen los síntomas momentáneamente, sino que sea posible erradicarlos por completo, sin la necesidad de ingerir medicamentos capaces de afectar a toda la flora intestinal.

Para ello, una excelente alternativa la pueden dar los especialistas en digestión, quienes incluirán en la dieta suplementos o probióticos, así como la implementación de un tipo de dieta ortomolecular, donde se puedan sustituir correctamente los alimentos que generan más gases. Igualmente, recomendarán la práctica de actividades físicas que fomenten el buen funcionamiento de los intestinos.

¿Qué otras medidas puedes tomar para mejorar tu salud intestinal?

Una de las formas más directas de contraer enfermedades intestinales es mediante el consumo de alimentos y bebidas, pues éstos son el depósito ideal para muchas bacterias y parásitos dañinos. Por tal razón, es bueno que sepas donde comprar fuentes de agua para casa, siendo estos artículos de gran utilidad, pues es la manera más segura de tener agua de calidad para el consumo, debido a que funcionan con filtros o distintos métodos de tratamiento.

De este modo, resultan ser una inversión que vale la pena hacer, ya que no sólo te darán agua limpia, sino que además, la podrás tomar fría de inmediato. Por su diseño no te preocupes, debido a que existen modelos para todas las condiciones de espacio, ya que los hay de sobremesa para encimeras o para colocar en el suelo.

Igualmente, otra opción es recurrir a las técnicas de la fisioterapia, pues aunque se piense que sólo sirven para tratar lesiones músculo-esqueléticas, lo cierto es que también hay terapias para mejorar la salud intestinal. En fisioterapia Tetuán Madrid Fisiotecar cuentan con un equipo integral capacitado en las distintas técnicas fisioterapéuticas y en el uso de las últimas tecnologías.

En este sentido, con la fisioterapia mejorarás la movilidad de tus articulaciones en caso de lesiones, aliviarás los dolores, prevendrás el deterioro físico, proporcionarás bienestar a tu cuerpo y ayudarás en el funcionamiento de algunos órganos vitales, entre ellos el estómago y los intestinos. Asimismo, puedes recibir recomendaciones de los expertos para que realices ejercicios de estiramientos por tu cuenta, bien sea antes de ejercitarte, e incluso, como preparación previa a la jornada laboral.

Finalmente, te recordamos que la salud general del organismo dependerá principalmente de la salud intestinal, por lo que cuidarlo es tu deber.

El consumo de té lleva a cambios epigenéticos en las mujeres

El consumo de té lleva a cambios epigenéticos en las mujeres

Los cambios epigenéticos son modificaciones químicas que apagan o encienden nuestros genes. En un nuevo estudio de la Universidad de Uppsala, los investigadores muestran que el consumo de té en las mujeres conduce a cambios epigenéticos en los genes que se sabe que interactúan con el cáncer y el metabolismo del estrógeno. Los resultados se publican en la revista Human Molecular Genetics.

Es bien sabido que nuestro entorno y los factores de nuestro estilo de vida, como la elección de los alimentos, el tabaquismo y la exposición a sustancias químicas, pueden provocar cambios epigenéticos. En el presente estudio, investigadores de la Universidad de Uppsala, en colaboración con grupos de investigación de toda Europa, investigaron si el consumo de café y té puede conducir a cambios epigenéticos. Estudios previos han sugerido que tanto el café como el té juegan un papel importante en la modulación del riesgo de enfermedad en humanos al suprimir la progresión tumoral, disminuir la inflamación e influir en el metabolismo del estrógeno, mecanismos que pueden estar mediados por cambios epigenéticos.

Los resultados muestran que hay cambios epigenéticos en las mujeres que consumen té, pero no en los hombres. De manera interesante, muchos de estos cambios epigenéticos se encontraron en genes involucrados en el metabolismo del cáncer y del estrógeno. «Estudios anteriores han demostrado que el consumo de té reduce los niveles de estrógeno, lo que pone de relieve una diferencia potencial entre la respuesta biológica al té en hombres y mujeres. Las mujeres también beben cantidades más altas de té en comparación con los hombres, lo que aumenta nuestro poder para encontrar asociación en las mujeres», dice Weronica Ek, investigadora del Departamento de Inmunología, Genética y Patología, que dirigió el estudio. El estudio no encontró ningún cambio epigenético en los individuos que bebían café.

Los resultados de este estudio destacan el papel de los componentes farmacológicamente activos en el té que están involucrados en el metabolismo del cáncer y del estrógeno, lo que puede reflejar que los efectos sobre la salud relacionados con el consumo de té podrían deberse a cambios epigenéticos. Sin embargo, este estudio no muestra si es saludable o no tomar té y se necesita más investigación para entender cómo los cambios epigenéticos encontrados en este estudio afectan nuestra salud. Anteriormente se ha demostrado que las catequinas del té conducen a cambios epigenéticos in vitro y en células cancerosas cultivadas, argumentando que algunos de los efectos del té sobre la salud pueden estar mediados por la epigenética.

¿Qué es la Nutrición Funcional?

¿Qué es la Nutrición Funcional?

La nutrición funcional no es una disciplina de talla única. Todos somos únicos, con nuestra propia composición genética, historia de salud, estilo de vida y perfil emocional – por lo tanto, cada uno de nosotros requiere una estrategia personalizada para lograr y mantener una salud óptima.

Esto es nutrición funcional.

Cada año dirijo un Programa de Certificación en Nutrición Funcional. Después de años de aplicar la medicina funcional en mi propia práctica, y viendo los resultados fenomenales que mis clientes están experimentando, me comprometo a compartir este conocimiento con otros profesionales. Con el envejecimiento de nuestra población, combinado con el aumento de las enfermedades infantiles y el aumento de los problemas de salud a lo largo de toda la vida, la necesidad de esta información, esta práctica, se ha vuelto urgente.

El nuevo chico popular de la clase: Nutrición Funcional
La medicina funcional y la nutrición funcional, términos que a menudo se usan indistintamente, se están convirtiendo en un enfoque altamente reconocido como un método eficaz para curar una variedad de problemas de salud. Con los médicos de medicina funcional recibiendo una amplia cobertura en los medios de comunicación, incluyendo aparecer en programas de alto perfil como el Dr. Oz, publicando libros de gran éxito y siendo reconocidos en revistas médicas, todos estamos despertando a la posibilidad de sanar con un enfoque de causa raíz.

Para ilustrar exactamente qué es la nutrición funcional y cómo funciona, me gustaría usar un escenario común que encuentro cada semana.

Estudio de Caso de Nutrición Funcional: «Malestar digestivo»
El desafío de la salud: Un cliente potencial se pone en contacto conmigo y está interesado en contratar mis servicios. Su principal preocupación es el malestar digestivo general de larga data. Ella describe su experiencia hasta ahora, enumerando sus muchas pruebas (análisis de heces, rayos X, tomografía computarizada, resonancia magnética, visores, análisis de sangre). Ella continúa diciéndome que no se encontró nada, que todos sus exámenes resultaron «normales», y sin embargo continúa experimentando síntomas físicos muy reales que están afectando su calidad de vida diaria. Los médicos no pudieron ofrecerle una solución.

La gran pregunta: Este escenario no es exclusivo de este mandante. Estas son algunas de las preguntas más comunes que escucho de los clientes: ¿Por qué tengo estos síntomas? ¿Por qué nadie puede decirme el origen de estos síntomas? ¿Y por qué sus pruebas no revelan nada?

El Enfoque Médico Moderno: Las pruebas médicas buscan principalmente enfermedades en etapa terminal (en el caso de trastornos digestivos, a menudo se trata de enfermedades como la de Crohn, colitis, celiaquía) u organismos patógenos (como C. difficile, H. Pylori o parásitos). Pero cuando hay síntomas «bajo el radar» que no tienen un diagnóstico definitivo, esto es una indicación de disfunción.

La Nutrición Funcional nos invita a sumergirnos más profundamente para determinar la causa y tratarla desde la raíz. La nutrición funcional apoya la curación desde el nivel celular.

Desequilibrio en la función opcional
La nutrición funcional tiene como objetivo tratar los desequilibrios en el cuerpo mediante la restauración de la función a través de la alimentación, el estilo de vida y las intervenciones de suplementos. Transformamos los sistemas corporales disfuncionales en una salud óptima y funcional.

El Dr. Howard Loomis dice, «no hay nuevos procesos corporales en el trabajo de la enfermedad que no estaban allí en la salud [.] En la enfermedad, sólo hay funciones normales que van demasiado rápido, o demasiado lento, o son de otra manera inapropiadas – fuera de tiempo con la necesidad».

La nutrición funcional consiste en averiguar qué es lo que se mueve demasiado rápido o demasiado lento, qué es lo que está fuera de lugar y, a continuación, restablecer el equilibrio de esos procesos.

En el caso de mi cliente con malestar digestivo, tal vez su tiempo de tránsito es demasiado lento debido al bajo nivel de ácido estomacal. Este tiempo de tránsito retrasado podría estar permitiendo un crecimiento excesivo de colonias de bacterias y levaduras, lo que resultaría en su queja principal de gas, hinchazón y malestar digestivo. Todos estos síntomas no serían detectables por las pruebas médicas convencionales, y un diagnóstico común del síndrome del intestino irritable (SII) es comúnmente dado.

El Enfoque de la Nutrición Funcional
El enfoque de la nutrición funcional implica una serie de pasos para determinar el enfoque más personalizado. Uno de estos enfoques para este cliente puede ser el siguiente:

Una evaluación completa de la historia clínica
Revisión del sistema de órganos
Historial de medicamentos y suplementos
Revisión de la dieta, estilo de vida y hábitos de ejercicio
Revisión de los resultados de laboratorio convencionales (a menudo las pruebas que el cliente ya ha hecho).
Pruebas de nutrición funcional para medir varios niveles de nutrientes y/o marcadores genéticos para asegurar que no hay deficiencias subyacentes.
Una vez que los datos han sido recolectados y analizados, pasamos al programa personalizado. En el caso de nuestro cliente con molestias digestivas, algunas de las recomendaciones pueden incluir:

Limpie la dieta, eliminando los alimentos procesados, el gluten y los lácteos.
Educar al cliente sobre cómo manejar el estrés.
Estrategias para preparar el sistema nervioso para la hora de comer.
Protocolo de suplementos específicos: algunos suplementos que mejoran la digestión de los alimentos, restauran las bacterias buenas y disminuyen los espasmos digestivos.
Ajuste, basado en la respuesta del cliente
Luego vemos cómo se desarrolla la intervención, y si la improvisación individual

Los beneficios para la salud de las bayas

Los beneficios para la salud de las bayas

La nutrición funcional no es una disciplina de talla única. Todos somos únicos, con nuestra propia composición genética, historia de salud, estilo de vida y perfil emocional – por lo tanto, cada uno de nosotros requiere una estrategia personalizada para lograr y mantener una salud óptima.

Esto es nutrición funcional.

Cada año dirijo un Programa de Certificación en Nutrición Funcional. Después de años de aplicar la medicina funcional en mi propia práctica, y viendo los resultados fenomenales que mis clientes están experimentando, me comprometo a compartir este conocimiento con otros profesionales. Con el envejecimiento de nuestra población, combinado con el aumento de las enfermedades infantiles y el aumento de los problemas de salud a lo largo de toda la vida, la necesidad de esta información, esta práctica, se ha vuelto urgente.

El nuevo chico popular de la clase: Nutrición Funcional
La medicina funcional y la nutrición funcional, términos que a menudo se usan indistintamente, se están convirtiendo en un enfoque altamente reconocido como un método eficaz para curar una variedad de problemas de salud. Con los médicos de medicina funcional recibiendo una amplia cobertura en los medios de comunicación, incluyendo aparecer en programas de alto perfil como el Dr. Oz, publicando libros de gran éxito y siendo reconocidos en revistas médicas, todos estamos despertando a la posibilidad de sanar con un enfoque de causa raíz.

Para ilustrar exactamente qué es la nutrición funcional y cómo funciona, me gustaría usar un escenario común que encuentro cada semana.

Estudio de Caso de Nutrición Funcional: «Malestar digestivo»
El desafío de la salud: Un cliente potencial se pone en contacto conmigo y está interesado en contratar mis servicios. Su principal preocupación es el malestar digestivo general de larga data. Ella describe su experiencia hasta ahora, enumerando sus muchas pruebas (análisis de heces, rayos X, tomografía computarizada, resonancia magnética, visores, análisis de sangre). Ella continúa diciéndome que no se encontró nada, que todos sus exámenes resultaron «normales», y sin embargo continúa experimentando síntomas físicos muy reales que están afectando su calidad de vida diaria. Los médicos no pudieron ofrecerle una solución.

La gran pregunta: Este escenario no es exclusivo de este mandante. Estas son algunas de las preguntas más comunes que escucho de los clientes: ¿Por qué tengo estos síntomas? ¿Por qué nadie puede decirme el origen de estos síntomas? ¿Y por qué sus pruebas no revelan nada?

El Enfoque Médico Moderno: Las pruebas médicas buscan principalmente enfermedades en etapa terminal (en el caso de trastornos digestivos, a menudo se trata de enfermedades como la de Crohn, colitis, celiaquía) u organismos patógenos (como C. difficile, H. Pylori o parásitos). Pero cuando hay síntomas «bajo el radar» que no tienen un diagnóstico definitivo, esto es una indicación de disfunción.

La Nutrición Funcional nos invita a sumergirnos más profundamente para determinar la causa y tratarla desde la raíz. La nutrición funcional apoya la curación desde el nivel celular.

Desequilibrio en la función opcional
La nutrición funcional tiene como objetivo tratar los desequilibrios en el cuerpo mediante la restauración de la función a través de la alimentación, el estilo de vida y las intervenciones de suplementos. Transformamos los sistemas corporales disfuncionales en una salud óptima y funcional.

El Dr. Howard Loomis dice, «no hay nuevos procesos corporales en el trabajo de la enfermedad que no estaban allí en la salud [.] En la enfermedad, sólo hay funciones normales que van demasiado rápido, o demasiado lento, o son de otra manera inapropiadas – fuera de tiempo con la necesidad».

La nutrición funcional consiste en averiguar qué es lo que se mueve demasiado rápido o demasiado lento, qué es lo que está fuera de lugar y, a continuación, restablecer el equilibrio de esos procesos.

En el caso de mi cliente con malestar digestivo, tal vez su tiempo de tránsito es demasiado lento debido al bajo nivel de ácido estomacal. Este tiempo de tránsito retrasado podría estar permitiendo un crecimiento excesivo de colonias de bacterias y levaduras, lo que resultaría en su queja principal de gas, hinchazón y malestar digestivo. Todos estos síntomas no serían detectables por las pruebas médicas convencionales, y un diagnóstico común del síndrome del intestino irritable (SII) es comúnmente dado.

El Enfoque de la Nutrición Funcional
El enfoque de la nutrición funcional implica una serie de pasos para determinar el enfoque más personalizado. Uno de estos enfoques para este cliente puede ser el siguiente:

Una evaluación completa de la historia clínica
Revisión del sistema de órganos
Historial de medicamentos y suplementos
Revisión de la dieta, estilo de vida y hábitos de ejercicio
Revisión de los resultados de laboratorio convencionales (a menudo las pruebas que el cliente ya ha hecho).
Pruebas de nutrición funcional para medir varios niveles de nutrientes y/o marcadores genéticos para asegurar que no hay deficiencias subyacentes.
Una vez que los datos han sido recolectados y analizados, pasamos al programa personalizado. En el caso de nuestro cliente con molestias digestivas, algunas de las recomendaciones pueden incluir:

Limpie la dieta, eliminando los alimentos procesados, el gluten y los lácteos.
Educar al cliente sobre cómo manejar el estrés.
Estrategias para preparar el sistema nervioso para la hora de comer.
Protocolo de suplementos específicos: algunos suplementos que mejoran la digestión de los alimentos, restauran las bacterias buenas y disminuyen los espasmos digestivos.
Ajuste, basado en la respuesta del cliente
Luego vemos cómo se desarrolla la intervención, y si la improvisación individual

Cómo asegurar la inmunidad a prueba de balas

Cómo asegurar la inmunidad a prueba de balas

Hay una vieja expresión que dice que «una onza de prevención vale más que una libra de cura». Esto no podría ser más cierto. Cuando enfermamos, tendemos a cambiar al modo «arreglarlo» para poder aliviar nuestros síntomas lo más rápido posible. ¿Qué pasaría si pasáramos más tiempo preparando nuestro sistema inmunológico para reducir la probabilidad de enfermarnos en primer lugar, y preparándonos para estar mejor equipados para lidiar con un bicho si nos contagiáramos? Al aprender a construir un sistema inmunológico saludable, podemos estar preparados para una mejor salud a corto y largo plazo.

El sistema inmunológico ayuda a proteger nuestros cuerpos de invasores y materiales extraños. Cuando está funcionando a plena capacidad, normalmente no experimentaremos ningún síntoma. Sin embargo, si tenemos un sistema inmunológico debilitado, lo más probable es que nos enfermemos por un período de tiempo. Algunas veces las enfermedades son cortas, como el resfriado común, mientras que otras pueden ser crónicas y alterar la vida como las enfermedades autoinmunes.

Hay muchas maneras en las que podemos estimular el sistema inmunológico para que nos dé las mejores probabilidades de mantener nuestra salud. He aquí algunas sugerencias que le ayudarán a preparar su cuerpo para «pelear la batalla».

Aléjate de los «Diablos Blancos»: Harina + Azúcar
Los alimentos hechos con harina blanca y azúcar blanca causan una disminución en la función inmunológica. Estos alimentos son típicamente refinados y a menudo vienen en forma de alimentos procesados comprados en la tienda. Estos ingredientes también están relacionados con la inflamación, que puede conducir a muchas enfermedades, incluyendo enfermedades autoinmunes. La evidencia indica que las dietas occidentales promueven una multitud de enfermedades como la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y el síndrome metabólico, y estas pueden obstaculizar la capacidad de nuestro cuerpo para funcionar bien.

El azúcar blanco refinado es una sustancia peligrosa que está desprovista de vitaminas y minerales, dejando a nuestros cuerpos con el trabajo extra de metabolizarlos sin recibir ningún beneficio a cambio. Una investigación pionera publicada en la revista Nature descubrió que el azúcar desencadena el crecimiento de las células cancerosas y en realidad las ayuda a multiplicarse mucho más rápido. Usted puede leer acerca de cómo el azúcar afecta al sistema inmunológico en detalle en mi post Azúcar + Cáncer: ¿Qué es El Vínculo?

Además, el consumo de harina refinada y azúcar puede alterar el microbioma (nuestra colonia de bacterias intestinales), lo que nos lleva a la disbiosis. Usted puede leer más sobre cómo el microbioma afecta la inmunidad un poco más abajo.

Coma alimentos que estimulen el sistema inmunológico
Nuestras elecciones dietéticas pueden tener un enorme impacto en nuestro sistema inmunológico. Ciertos alimentos pueden aumentar la inmunidad, mientras que otros pueden ayudar a modularla. La desnutrición y las deficiencias de nutrientes también pueden afectar la inmunidad. Generalmente, una dieta rica en alimentos enteros como vegetales, frutas, productos animales de calidad (carne, pescado, aves, huevos), nueces, semillas, legumbres y granos enteros sin gluten van a ayudar a mantener un sistema inmunológico saludable. Sin embargo, hay algunas superestrellas que me gusta presentar a los clientes y por qué:

Cebollas y ajo – propiedades antimicrobianas, antibacterianas y antivirales, también antiinflamatorias
Bayas – fuentes de flavonoides que son antiinflamatorios y estimulantes del sistema inmunológico, contienen fibra para apoyar el tracto digestivo y, a su vez, el microbioma.
Cítricos – contiene vitamina C para la defensa inmunológica, protección contra patógenos e infecciones.
Hongos – modulan el sistema inmunológico, marcándolo hacia arriba o hacia abajo según sea necesario.
Jengibre – altamente antiinflamatorio y tiene efectos antioxidantes que protegen contra enfermedades.
Sidra de fuego – una mezcla muy potente de ajo, cebolla, rábano picante y jengibre que ayuda a amortiguar rápidamente las infecciones.
Caldo de hueso – rico en minerales y aminoácidos que nutren el intestino y favorecen la curación, antiinflamatorio.
Cúrcuma – altamente antiinflamatoria y puede ayudar a modular el sistema inmunológico activando los componentes inmunológicos beneficiosos mientras que disminuye la regulación de los inflamatorios.
Aceite de Coco – anti-microbiano y anti-bacteriano
Verdes – una categoría general rica en vitaminas y minerales que también es rica en vitaminas B para la energía y la función del sistema nervioso.
Salmón salvaje – alto en grasas omega 3 antiinflamatorias y una buena fuente de proteínas (las proteínas ayudan a mantener y modular una respuesta inmune saludable).
Apoye a su Microbioma
Alrededor del 70% de nuestro sistema inmunológico vive en el intestino, en el tejido linfoide asociado al intestino (GALT). Cada vez más, los investigadores están aprendiendo más sobre nuestro microbioma – la comunidad de bacterias que viven dentro de nosotros – y determinando cómo afecta nuestra inmunidad y una variedad de condiciones comunes de salud. Los microorganismos nos superan en número en aproximadamente 10 a 1, y tenemos alrededor de 100 billones de bacterias viviendo dentro de nosotros. Eso significa que tenemos que asegurarnos de que todas esas bacterias se llevan bien. Para decirlo de otra manera, si vas a tener una fiesta, probablemente quieras invitar a conversadores más educados, respetuosos e interesantes que la gente alborotada que puede dañar tu casa. En nuestros cuerpos, queremos más bacterias beneficiosas que bacterias dañinas.

La evidencia indica que las bacterias beneficiosas ayudan a «entrenar» el sistema inmunológico para que sepa qué patógenos son amigos o enemigos, producen nutrientes beneficiosos.

Cinco estrategias para mejorar la salud

Cinco estrategias para mejorar la salud

La primavera trae el deseo de limpiar nuestras dietas y refrescar nuestros platos. Aquí hay cinco estrategias valiosas para mejorar la nutrición y saludar la temporada con una renovada sensación de bienestar.

1Dieta de la zanja. Según el Boston Medical Center, se estima que 45 millones de estadounidenses hacen dieta cada año y gastan más de $30 mil millones anuales en productos para bajar de peso. A pesar de esta fuerte inversión, las dietas restrictivas no funcionan, dice Sandra Aamodt, una neurocientífica del norte de California. Aamodt co-presentó la Neurobiología de la Dieta: Evidencia para mejorar la salud mental con un enfoque de autocuidado en la reunión anual de la Academia de Nutrición y Dietética (AND) el pasado octubre en Washington, D.C.

«Las dietas no son inofensivas», explica Aamodt. «Crean estrés, hambre persistente, desencadenan trastornos alimenticios como atracones e incluso engordan a la gente con el tiempo.»

Es mejor adoptar un enfoque más amable, dice Rebecca Scritchfield, una dietista registrada con sede en Washington, D.C. y copresentadora de Aamodt. Scritchfield es el autor de Body Kindness: Transforme su salud de adentro hacia afuera – y no vuelva a decir dieta. Enseña a sus clientes a valorar su autoestima independientemente del tamaño de su cuerpo, a practicar la alimentación consciente y a centrarse en el autocuidado general: Piense en una actividad física agradable, un sueño adecuado y una conversación positiva.

La alimentación consciente incluye prestar atención a los pensamientos y sentimientos que desencadenan la alimentación, como el hambre, pero también el estrés, el aburrimiento y la soledad, dice la dietista registrada Andrea Lieberstein, con sede en California, que escribió Well Nourished: Prácticas conscientes para sanar su relación con los alimentos, alimentar a todo su ser y poner fin a la sobrealimentación. Ella anima a los clientes a identificar los vacíos en sus vidas y llenarlos con relaciones saludables y actividades placenteras, en lugar de comida.

La filosofía de «salud a cualquier tamaño» es aceptada por un número creciente de expertos en salud y nutrición, incluyendo a Annie Kay, dietista registrada y terapeuta de yoga registrada en el Kripalu Center for Yoga and Health, en Stockbridge, Massachusetts. Es la autora de Every Bite is Divine: El enfoque equilibrado para disfrutar de la comida, sentirse saludable y feliz, y alcanzar un peso que sea natural para usted. Kay inyecta compasión en su trabajo, promoviendo la reducción del estrés, la alimentación consciente y la paz para que los individuos alcancen su peso natural.

2 Aprenda a cocinar y a trabajar en el jardín. La mejor actualización dietética comienza en nuestras propias cocinas, donde el cocinero controla los ingredientes. La cocina casera con alimentos frescos e integrales es la clave para alimentarnos bien. A los fabricantes de alimentos procesados les gustaría que equiparáramos la cocina con la monotonía o que pensáramos que cocinar lleva demasiado tiempo, pero esto no podría estar más lejos de la verdad.

Tanmeet Sethi, médico integrador de la Residencia Sueca de Medicina Familiar Cherry Hill, en Seattle, estableció un programa de medicina culinaria que incluye clases de cocina y jardinería. Sethi dice, «Comer es sagrado; es nuestra conexión con la tierra.» Ella también cree que hay sabiduría en la forma en que los alimentos han sido cocinados tradicionalmente. Sethi recomienda un patrón de alimentación mediterráneo por su poder para reducir la depresión y prevenir enfermedades crónicas. También promueve la «farmacia de hierbas y especias» para reducir la inflamación y tratar y prevenir enfermedades. Por ejemplo, dice, «el jengibre y la cúrcuma actúan por las mismas vías bioquímicas que los medicamentos antiinflamatorios».

Cocinar y comer juntos en familia también tiene múltiples beneficios, ya que mejora la nutrición, la autoestima y el rendimiento escolar de los niños. Lo mejor de todo, dice Sethi, «Las comidas familiares nos permiten conectar con la gente que amamos.» Guarda los teléfonos, apaga las pantallas y sintonízate con los demás.

Conectarse a la tierra a través de la jardinería también mejora nuestra salud, según Wendy Demark-Wahnefried, dietista registrada y directora asociada del Centro Integral de Cáncer de la Universidad de Alabama en Birmingham, y Diana Dyer, una agricultora orgánica con sede en Michigan, dietista registrada y autora de A Dietitian’s Cancer Story: Información e inspiración para la recuperación y la curación. Promueve la jardinería como una forma de interactuar con la naturaleza, reducir el estrés y mejorar la calidad de vida. Con sólo un pequeño pedazo de tierra, los jardines del hogar y de la comunidad proporcionan una fuente lista de verduras y hierbas asequibles, frescas y nutritivas.

3Comer para proteger nuestro planeta. Según la Asociación Americana de Salud Pública, el cambio climático es una gran amenaza para nuestra población. Las sequías, los incendios, las tormentas y las inundaciones crean retos obvios para los cultivos, pero las nuevas investigaciones también muestran cómo el aumento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera disminuye la calidad nutricional de los alimentos, lo que conduce a niveles más bajos de proteínas y minerales. Una solución es cambiar la forma en que cultivamos y comemos.

Por ejemplo, la doctora Jennifer Jay, profesora de ingeniería ambiental del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de California en Los Ángeles, calculó las huellas de carbono y los impactos climáticos de una variedad de alimentos. En general, dice, mientras menos productos animales haya en nuestra dieta, menor será el impacto de los gases de efecto invernadero.

Pero la carne y otros productos de origen animal no tienen por qué estar totalmente fuera de la mesa. Simplemente escoja porciones más pequeñas y, cuando sea posible, compre productos locales cultivados en pastizales y producidos sin antibióticos ni hormonas. La producción de alimentos orgánicos introduce menos fertilizantes, pesticidas, bacterias resistentes a los antibióticos y gases de efecto invernadero en nuestro medio ambiente. Así que, lo que es mejor para el planeta es mejor para nosotros. Jay ofrece recetas fáciles, a base de plantas y respetuosas con el planeta en Meals4Planet.org.

4Apoyar la salud intestinal. Alrededor del año 400 a.C., Hipócrates dijo: «La mala digestión es la raíz de todo mal». Avanzando rápidamente a través de los siglos hasta la actualidad, una de las áreas más calientes de investigación en salud, medicina y nutrición gira en torno al microbioma; más específicamente, la comunidad de microorganismos que viven en el intestino.

«El setenta por ciento de nuestro sistema inmunológico está en el revestimiento del intestino», explica Sethi, por lo que aconseja: «Alimenta a la bacteria en tu intestino con comida de verdad». De manera similar, Teresa Martin, dietista registrada y educadora certificada en diabetes con sede en Bend, Oregon, enfatiza el valor de los alimentos vegetales orgánicos no procesados y ricos en fibra para nutrir las bacterias intestinales y mantener el equilibrio microbiano.

Hablando en la misma reunión reciente, Martin describió múltiples maneras en que las bacterias intestinales influyen en nuestra salud física y mental, incluyendo la absorción de nutrientes, el peso corporal y el control del azúcar en la sangre, la densidad ósea, la inflamación y el estado de ánimo. Los microbios en el colon digieren y fermentan las fibras de las plantas en ácidos grasos de cadena corta, los cuales ayudan a asegurar un revestimiento espeso y saludable de la mucosa intestinal. Martin señala: «Cuando no comemos suficientes plantas, no podemos producir suficientes ácidos grasos de cadena corta», que son la clave para la interferencia intestinal y el control del apetito y el estado de ánimo.

Martin recomienda comer de 35 a 50 gramos de fibra por día de los alimentos, no suplementos. También advierte contra los «asesinos microbianos» como los antibióticos, las carnes procesadas, las dietas ricas en grasas, los carbohidratos refinados, los azúcares añadidos y los edulcorantes artificiales, además de los emulsionantes polisorbato 80 y carboximetilcelulosa, que se añaden comúnmente a alimentos como los helados y los productos horneados para mejorar la textura y prolongar la vida útil. Todos contribuyen al desequilibrio microbiano, a la pérdida de diversidad microbiana y a la pérdida de intestinos -la incapacidad de mantener fuera del torrente sanguíneo los compuestos alimentarios ofensivos como el gluten y la proteína intacta de la leche-, lo que conduce a la intolerancia alimentaria, la inflamación y los trastornos autoinmunes.

La dietista registrada Brenda Davis, de Columbia Británica, también recomienda dietas integrales a base de plantas para revertir la diabetes tipo 2. Desarrolló una «jerarquía de granos integrales» para identificar los granos más inocuos y menos procesados, incluyendo avena rajada, arroz integral, cebada, trigo sarraceno, granos germinados, bayas de trigo y kamut. Junto con los frijoles, las legumbres, las nueces, las semillas, las frutas y las verduras, Davis dice que estos alimentos nutren los microbios intestinales beneficiosos y reducen la inflamación.

5Pruebe el ayuno intermitente y el horario inteligente de las comidas. Permitir que el cuerpo pase al menos 12 horas sin ingerir alimentos beneficia la diversidad microbiana del intestino, dice Martin. El ayuno intermitente, o los patrones de alimentación en los que no se consumen o se consumen pocas calorías entre 12 y 16 horas, pueden proteger contra una variedad de enfermedades metabólicas como la diabetes tipo 2, quizás en parte debido al efecto sobre los microbios intestinales.

Dorothy Sears, profesora asociada de medicina y directora asociada del Centro de Biología Circadiana de la Universidad de California en San Diego, estudió el efecto del ayuno intermitente, o «alimentación restringida en el tiempo», sobre el riesgo de recurrencia del cáncer de mama. En un estudio de más de 2,300 sobrevivientes de cáncer de mama, Sears descubrió que las mujeres que ayunaban durante al menos 13 horas al día reducían la recurrencia del cáncer de mama en 36 por ciento, independientemente de otros factores dietéticos. Poniendo esto en práctica, si la última comida del día termina a las 6 p.m., la primera comida del día siguiente no comenzaría antes de las 7 a.m.

Además de este «ayuno nocturno prolongado», Sears dice que cuando comemos afecta la forma en que nuestro cuerpo maneja las calorías. Ella recomienda comer durante la primera mitad del día, cuando el sol ha salido y nuestros sistemas de enzimas y hormonas son los que mejor pueden manejar las calorías, controlar el azúcar en la sangre y el peso corporal.

Primavera hacia adelante con estos cinco consejos y disfrutar de una mejor salud.